​La extraña campaña de Jaume Asens

|


Jaume Asens (CCMA)

Jaume Asens, candidato de Podem a las elecciones del 28-A. Fuente: CCMA


La elección de Jaume Asens para encabezar la campaña de CatComú ya resultó controvertida cuando se anunció hace algunas semanas. Ciertamente resulto paradójico que una formación que defiende una postura federal para la relación entre España y Catalunya tuviera como carta de presentación a un candidato no solo independentista, también muy cercano al procesisme y sus tesis.


Pablo Iglesias lo aupó como una apuesta personal de Unidos Podemos en terreno catalán y las bases tragaron con una gran abstención interna que dio fe de que algo no funcionaba ya con el actual teniente alcalde del Ayuntamiento de Barcelona. La decisión del líder morado fue bastante discutible puesto que cambió la línea federalista que había seguido en 2016 con Xavier Domènech y que supuso la victoria en Catalunya. ¿Si algo funciona para qué tocarlo?


Y vista la campaña que está desarrollando Asens últimamente más que un candidato de CatComú lo parece de una formación independentista. Y no precisamente de un corte tipo ERC o CUP, más bien cercano a la línea del líder del Procés, Carles Puigdemont, y el entorno de La Crida y el PDeCAT que le apoya.


Dos ejemplos muestran esto. El pasado viernes, con ocasión de la presentación del libro de Gonzalo Boye, abogado de Puigdemont y del resto de exiliados, Asens lanzó un discurso flanqueado por el presidente Quim Torra, Marcela Topor (esposa de Carles Puigdemont), el conseller Damià Calvet y el vicepresidente del Parlament Josep Costa.


El candidato de Podemos en Catalunya se dedicó a alagar a Boye y explicó que el 28 de octubre de 2017 recomendó su contratación a su amigo Toni Comín, a Puigdemont y al resto de consellers. Así que en territorio de un adversario dedicó parte del precioso tiempo de su campaña al mismo.


También ha tenido esta semana tiempo para dedicar a las cargas del 1-O en su papel de representante del consistorio barcelonés, que está personado en la causa que dilucida estas piezas. Por lo que se ve no hay otra persona indicada en el equipo de Ada Colau para suplir a un candidato que por lógica debería estar centrado en revalidar la victoria de los suyos en unas elecciones que se celebran en breves semanas.


Con estas acciones de Asens queda claro que los morados han dado por perdida Catalunya desde hace tiempo. Pero lo peor es que con el candidato seleccionado han tomado la senda del extraparlamentarismo entregando a sus votantes al PSC (o incluso a Ciudadanos) y lo que quede a ERC. Ni siquiera Elisenda Alamany y Joan Josep Nuet le hacen tanto daño a CatComú. 


   Puigdemont vuelve a la idea de la lista unitaria para triturar otra vez a ERC