Señalan a Antonio Prieto desde Zaragoza, directivo con Agapito, por la crisis del Nàstic

Está imputado en el juicio por el presunto amaño del partido final de liga
|


Antonio prieto zaragoza

Antonio Prieto. Fuente: Youtube


La etapa de Agapito Iglesias al frente del Real Zaragoza fue de todo menos tranquila, ya que protagonizó dos descensos en 7 años de gestión. El equipo bajó a Segunda en la 12/13 y empezó una etapa de crisis deportiva y económica de la que no levanta cabeza.


En esa negra etapa Agapito en su estructura contaba con Antonio Prieto, que fue secretario técnico adjunto, primero, y director deportivo posteriormente en el Real Zaragoza entre los años 2008 y 2012, un total de 4 temporadas.


Según una información de Heraldo de Aragón, Prieto desde noviembre pero desde la sombra ha dirigido la tarea de remodelar la plantilla del Nàstic de Tarragona con un volumen global de 21 bajas y altas durante enero de 2019, en el mercado de invernal, hasta darle una imagen totalmente distinta al equipo respecto al que disputó la primera vuelta. Ya había pasado de manera breve por el Nàstic anteriormente, pero ahora habría vuelto por la amistad que le une con el presidente del club catalán, Josep María Andreu.


Prieto jamás ha sido presentado oficialmente, ni señalado por nadie como encargado de algún tipo de función en Tarragona. En teoría quien sigue siendo director deportivo es Arnal Llibert desde verano, ya que nunca fue cesado. Pero según la información ya no pinta nada en el club y quien maneja la entidad en esta esfera es Prieto, que no trabaja a diario dentro de las oficinas del Nástic (frente del Nou Estadi). Lo hace a solas, al parecer en una oficina personal que le han habilitado en el propio campo.


Quien lleva las riendas deportivas de facto dio la baja a 10 futbolistas: Albentosa, Manu del Moral (se fue al Rayo Majadahonda), David Rocha (marchó al Almería), Tete Morente (acabó en el Lugo), Manu Barreiro (también fue al Lugo), Cadamuro, Josua Mejías, Dumitru Cardoso, Javi Jiménez y Omar Perdomo.


Y fichó a once nuevos jugadores: Imanol García (llegó del Osasuna), Thioune (del Ittihad Tanger de Marruecos), Pipa (cedido por el Espanyol), Mikel Villanueva (prestado por el Málaga), Abdelaziz Barrada (del Antalyaspor, de Turquía), Berat Sadik (del Doxa Katokopias, de Chipre), Fabián Ariel Noguera (del Santos de Brasil), Cotán (del Valladolid), José Kanté (del Legia de Varsovia de Polonia), Josema (del Córdoba) y Palanca (que volvió de India).


Viendo los desastrosos resultados del equipo y su dramática situación en la tabla (20º, con 24 puntos, tan solo uno más que el Córdoba, 6 por debajo del Extremadura y a 8 de la salvación que la marca el Lugo) está claro que la revolución que presuntamente capitaneo no ha salido nada bien.

El Zaragoza mañana recibe al Nàstic precisamente en La Romareda, del que está 10 puntos por encima, en una auténtica final particular de los catalanes para lograr la salvación.


A Prieto de su etapa maña sólo le queda un vínculo: está imputado en el juicio por el presunto amaño del partido final de liga en el campo del Levante de la temporada 10/11 y su posición en dicha causa parece complicada por las pruebas que se presentaron durante la vista oral de hace años en los Juzgados de Valencia. El juicio continuará tras el verano, después de reabrirse hace tan solo unos meses al haber sido archivado en primera instancia.


   ​Javier Tebas contra su socio Gerard Piqué por el Espanyol