​A Vox le hacen la campaña en Catalunya gratis

|


Abascal Vox Barcelona (VOX)

Santi Abascal, líder de Vox en Barcelona. Fuente: Vox


En España desde el año 1982 la considerada ultraderecha no ha tenido jamás representación parlamentaria en el Congreso de los Diputados desde que Blas Piñar, líder de Fuerza Nueva, la obtuviera en las elecciones de 1979 con 378.964 votos. Fuerza Nueva se disolvió el 20 de noviembre de 1982 y desde entonces el desierto más absoluto para esta ideología política.


Se dice que el PP (entonces AP) la integró en su seno hasta que hace algo más de cinco años una excisión dirigida por Abascal y otros la hizo emerger nuevamente, pero con tan poca fuerza que la mayoría de la población ni sabía de su existencia.


Si miramos los números de Vox de manera fría podremos percibir que hasta los 12 diputados conseguidos en las últimas elecciones andaluzas (con casi 400.000 votos), poco más hay que destacar de su vida electoral. Así en los últimos comicios generales del 2016 obtuvo en todo el territorio español 47.182 votos... por encima de los de Abascal quedaron formaciones sin representación como el Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA), con 286.702 votos; Recortes Cero-Grupo Verde, 51.907 votos; y UPyD, 50.247.


Mejores resultados obtuvo en las europeas de 2014, donde con 246.833 votos, un 1'57% del total, no logró igualmente representación. La formación liderada por Abascal no logró representación en las autonómicas de 2015 y en las municipales tan solo obtuvo 22 concejales y dos alcaldías pequeñas, Cardeñuela Riopico (Burgos) y Barruelo del Valle (Valladolid).


Resulta curioso que este sábado Vox haya tenido tanta publicidad (gratuita como siempre) en Catalunya. Y más si fijamos nuestra atención en el apoyo que han obtenido los voxeros en ese territorio. En las generales de 2016 Vox obtuvo 197 votos, bajando de los 491 votos logrados pocos meses antes en diciembre de 2015.


Paradójicamente los catalanes conocieron a esta formación cuando se personaron como acusación popular frente a los líderes del Procés y cuando a cierto nacionalismo catalán, con su medios de comunicación públicos y subvencionados incluidos, le interesó convertir en sinónimos “español” y “franquismo” o “fascismo”. A partir de ahí hemos visto a todo un dirigente de Vox como Ortega Smith en un programa de prime time, FAQS, con una legitimidad de 197 votos de catalanes detrás... curioso.


Hoy nuevamente ante una manifestación de esta formación en Barcelona los CDR y otros colectivos tipo Arran han decidido que había que darle un baño de multitudes a un grupo que por ahora pinta bien poco en la política catalana. Otra cosa es que a estos mismos colectivos les interese que sí que pinten algo ahora y en el futuro para contribuir así a su proyecto de construcción nacional por medio de la pura confrontación frente a un 'potente' feixisme espanyol.


Más extraña ha sido la posición del PSC o de los Comuns sobre la manifestación. Se ve que algunas encuestas y 197 votos en Catalunya son más relevantes que los problemas de los barceloneses. Colau y Collboni han dedicado sus esfuerzos de campaña a rebatir unas posturas ultras que casi nadie apoya. No sabemos si habrán logrado convencer a algún indeciso, pero que Abascal y los suyos ahora mismo les tienen un gran cariño en el interior de su corazón no hace falta que lo duden. La publicidad gratuita siempre es de agradecer.


   ​Tú a Rufián y yo a Sánchez. Iglesias y Asens lo dan todo por PSOE y ERC