​El Síndic Ribó no se siente utilizado por el President Torra

|


Rafael Ribó, Síndic de Greuges. Fuente: Síndic


Rafael Ribó no se siente cabeza de turco, ni la excusa de Quim Torra para escurrir el bulto y dar cumplimiento a la orden de la Junta Electoral Central (JEC) de retirar símbolos independentistas de edificios públicos de la Generalitat durante periodo electoral.


El Síndic de Greuges, que ha recomendado al presidente de la Generalitat quitar durante las elecciones los lazos amarillos y las estelades de forma “excepcional”, ha querido dejar claro este miércoles en rueda de prensa que sus decisiones no son vinculantes y que no se siente utilizado por el líder del Govern.


Preguntado por si cree que el juntero se ha podido escudar en su decisión, ha sentenciado que no se ha sentido ni se siente utilizado por nadie: “No me siento utilizado y el día que me eligieron mi compromiso fue que ninguna de nuestras resoluciones fueran interpretadas en clave política”.


Ribó ya dictó una resolución el pasado viernes en la que recomendaba la retirada de símbolos independentistas de los edificios de la administración catalana en aras de la neutralidad. Sin embargo, Torra no lo vio claro y le pidió aclaraciones, mientras que de paso desoyó el segundo aviso de la JEC y mantuvo el lazo en la fachada del Palau. 


Mañana el árbitro judicial decidirá qué hacer con el President y puede que para de aquella en la plaza Sant Jaume ya no haya lazo amarillo que valga.


   ​Torra conocía ya la posición del Síndic y lo usa para su nueva obra de teatro