​Ada Colau no traspasa la línea roja y retira el lazo amarillo del Ajuntament de Barcelona

|


Lazo Ajuntament

Lazo amarillo en el Ajuntament de Barcelona. Fuente: Ajuntament Barcelona


La alcaldesa Ada Colau no sigue el camino del presidente de la Generalitat, Quim Torra, y opta por obedecer a la Junta Electoral de la Zona de Barcelona. La primera edil decide no traspasar la línea roja de la desobediencia y acata la orden de retirar el lazo amarillo de la fachada del Consistorio.


Desde el Govern municipal aseguran que con la retirada del símbolo independentista, hecha tras el informe del secretario judicial del Ajuntament de la capital catalana avalando la acción, buscan “contribuir a generar un clima de debate electoral sereno y constructivo” que tenga lugar en el “terreno de la política y no en el judicial”.


La denuncia fue presentada por el líder municipal del PP, Alberto Fernández Díaz ante la Junta Electoral, que ordenó el jueves la retirada en un plazo de 12 horas del lazo. En el texto se decía  que este signo supone una vulneración flagrante de la neutralidad de la institución.


Colau cumple con la orden y se desmarca así de Torra, que rechazó esta misma semana quitar lazos amarillos y estelades de edificios de la Generalitat. El líder del Govern catalán no solo se negó a cumplir con la resolución de la Junta Electoral Central (JEC), sino que además envió una carta al organismo protestando la prohibición.


   ​Unionistas fallan en su intento de quitar los lazos amarillos del Ajuntament de Barcelona y el Palau