​El 'enigmático' voto femenino para Vox

|


Santiago Abascal Andalucía (Twitter VOX)

Abascal en las elecciones andaluzas. Fuente: Twitter Vox España


El último barómetro del CIS valora que Vox es la formación de todas las que parten con posibilidades de entrar en el Congreso que menos porcentaje de voto femenino arrastra. Su postura frente a la Ley de Violencia de Género y las declaraciones de algunos de sus dirigentes le han creado al partido de extrema derecha una fama de machista.


Tras las elecciones andaluzas y la irrupción de Vox con 400.000 votos curiosamente ciertos estudios demostraron que el 50% de sus votantes eran mujeres. Las cosas por tanto no parecen tan claras en el sentido de que los de Abascal sean percibidos socialmente como machistas.


Ante esto el estudio electoral del CIS deberá ser puesto en cuarentena si consideramos que ser percibidos como “machistas” no tiene porque afectar en el voto a lo que atiene al sexo. O lo que es lo mismo: es probable que este factor no afecte en el éxito o fracaso de Vox en el voto femenino. Todo esto queda más claro si pensamos que el mismo CIS decía antes de las andaluzas que el voto femenino a Vox rebasaría por poco el 40%. Parece que se equivocaban.


La marca Vox está hoy en día al alza en el mapa electoral. Mucho más que sus dirigentes y sus discursos más o menos afortunados. Lo cierto es que parten con ventaja respecto a los restantes partidos al no haber sufrido todavía el desgaste político propio del día a día que han padecido los demás partidos durante estos últimos años.


Frente a Vox se han blandido argumentos como este y otros como la xenofobia o el racismo por su posición respecto a la inmigración. La pregunta que cabe hacerse es si estas acusaciones serán capaces de frenar de alguna forma una irrupción que se prevé sorprendente.


Así si el votante de los de Abascal proviene en su mayoría del PP (no dejan de ser una escisión de los de Casado) puede intuirse que le afectarán mucho menos argumentos que normalmente se esgrimen desde la izquierda para contrarrestar su discurso. La economía o la seguridad pueden ser factores mucho más determinantes que si se interpreta su postura frente a la mujer de una u otra manera.


Por tanto dar por sentado que el voto femenino a Vox será inferior que el que reciban otras formaciones es un error. Su postura frente a la Ley de Violencia de Género no parece suficiente para extraer que esto vaya a ser así. La procedencia ideológica y/o social de sus votantes puede llegar a ser mucho más relevante. Las elecciones de Andalucía ya nos dieron una pista.

 

   ​El Govern niega a la CUP que beneficie a empresas antiabortistas