​¿Cómo pensaba Puigdemont pagar presuntamente las pensiones de una Catalunya independiente?

|


Torra y Puigdemont (Rubén Moreno Govern)

Carles Puigdemont y Quim Torra. Fuente: Rubén Moreno/Govern


Un informe de la Guardia Civil, remitido al Juzgado de Instrucción nº13 de Barcelona, revela que el Govern de Puigdemont había diseñado presuntamente un plan para adueñarse de las cotizaciones de todos los trabajadores de Catalunya tras la DUI.


Según ha avanzado El Confidencial, el sistema habría sido diseñado en secreto durante meses en el departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia, encabezado por Dolores Bassa, e incluiría la creación de una Agencia Catalana de Protección Social (ACPS).


En la teoría, el mecanismo que se recoge en informaciones policiales haría referencia a una supuesta “ruptura pactada con el Estado” para que la caja de la Seguridad Social cayera de forma ordenada en manos de la Generalitat. O lo que es lo mismo: la hipotética República Catalana se haría cargo de gestionar los abonos de cotizaciones, así como del pago de prestaciones, subsidios y pensiones.


En la práctica, según señalan los investigadores y cuenta el citado medio, los esfuerzos del Govern de Puigdemont irían dirigidos a un plan B centrado en la “desconexión forzosa” con Madrid y en el que supuestamente se trabajaba al menos desde octubre de 2016.


Como parte de esta estrategia se consideraba fundamental la creación de una Seguridad Social catalana para recaudar las cotizaciones al margen de la administración central. De esta forma, la Catalunya independiente, un día después de la DUI, pasaría a cobrar y pagar las prestaciones a los ciudadanos. Y lo haría a través de la ACPS.


   ​Facturas en negativo, el ‘no pago’ del referéndum ilegal del 1-O