El independentismo cala hondo entre los trabajadores de la Generalitat

​Intersindical-CSC entra en la Mesa General de la Función Pública
|


Unnamed (10)

Elecciones sindicales de la Generalitat. Fuente: Intersindical-CSC


El independentismo se instala entre el funcionariado de la Generalitat. Intersindical-CSC, que ha sido la convocante de los tres ‘paros de país’ disfrazados de huelgas generales en Catalunya desde el 1-O, se sitúa como primera fuerza entre el personal de la administración catalana, empatada a 35 delegados con IAC-Catac en las elecciones sindicales celebradas este miércoles.


Gracias en parte al apoyo explícito de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), que pidió el voto para el colectivo, la Intersindical ha pasado de los 4 delegados de la votación de 2015 a los 35 actuales, y entra por primera vez en la Mesa General de la Función Pública, donde podrá influir en acuerdos y propuestas que se planteen a la Generalitat.


El crecimiento del sindicato soberanista ha sido la gran sorpresa, como lo ha sido también la caída de las organizaciones tradicionales: CCOO ha perdido 10 delegados, quedándose con 29; y UGT ha descendido 2, situándose con 28.


En un comunicado, la Intersindical ha detallado que su victoria ha podido verse influenciada por tres factores: su presentación de candidaturas a todas las elecciones, su apoyo “sin fisuras” a la construcción de la “República Catalana” y a la “visibilidad del sindicato republicano con las diversas huelgas generales”.


El colectivo considera que con estos resultados el personal técnico y administrativo ha querido reconocer que se trata del “único sindicato que luchó” desde dentro contra el 155. Y cree que “ante el temor a la aplicación de un nuevo artículo 155 nos convertimos en el sindicato que mejor puede defender a personal público e instituciones catalanas contra la represión”.


   ​La Federación Sindical Mundial (FSM) defiende a los presos independentistas, según Intersindical-CSC