JUICIO PROCÉS

​Facturas en negativo, el ‘no pago’ del referéndum ilegal del 1-O

|


Juicio Procu00e9s Supremo

Sesión del juicio del Procés en el Supremo. Fuente: Señal Supremo


Los empresarios que trabajaron en campañas publicitarias hechas por la Generalitat antes del referéndum ilegal del 1 de octubre y que han declarado como testigos en el juicio del Procés que lleva el Tribunal Supremo han afirmado que no cobraron los servicios.


Olga Solanas, responsable de Focus Media, ha admitido que la empresa, que tiene firmado un contrato marco con el Govern para la difusión de campañas y que se encargó de la compra de espacios publicitarios para la del Registro de Catalanes en el Exterior, facturó ese servicio, pero ha concretado que no se cobró. En este punto ha indicado que se emitieron facturas negativas, es decir, que renunciaron al cobro de las mismas.


Esto mismo sucedió con NotingAD. Su director ha señalado que después de no cobrar llamó a la Generalitat y posteriormente decidió emitir un abono negativo renunciado a percibir los más de 80.000 euros de la campaña del Registro de Catalanes en el Exterior realizada en marzo de 2017. Ferran Burriel ha revelado también que actualmente su compañía sigue realizando trabajos para la administración catalana.


Sobre esta campaña también ha hablado Xavier Xirgo. El director de El Punt Avui ha explicado que facturaron un total de 26.000 euros, pero no ha indicado si la cobraron o no. Acerca del anuncio de las vías del tren insertado en la web y en la televisión del grupo, ha dicho que se hizo “sin ánimo de lucro”. Ha sostenido que es una práctica que la empresa hace excepcionalmente por cuestiones de "valores fundamentales" y ha añadido que cree que no fue un encargo del Ejecutivo catalán y que obtuvieron el material por redes sociales.



Tampoco cobró Teresa Guix, reprendida por el presidente del tribunal, Manuel Marchena, por sus ‘no me acuerdo’ durante su testimonio. La diseñadora de la web pactepelreferendum.cat ha contado que solo se ocupó del diseño y no del contenido y ha confesado que decidió no cobrar después de la llamada de la Guardia Civil y la citación del Juzgado 13. La testigo ha relatado que tras esto pensó que no era una cantidad tan elevada (2.700 euros) por lo que prefirió "no tener ningún problema".


   La corresponsal de Le Monde revela que le ofrecieron meter publicidad a cambio de hablar bien del Procés