JUICIO PROCÉS

​Neus Munté niega haberse apartado del Govern Puigdemont por el 1-O

|


Neus Muntu00e9 (TV3)

Neus Munté, exconsellera de Presidencia del Govern Puigdemont. Fuente: Vídeo TV3


La exconsellera de Presidencia, Neus Munté, aduce en su declaración como testigo en el juicio del Procés que se apartó del Govern por motivos personales y no por desavenencias en torno a la celebración del referéndum ilegal


“Yo solicité al president Puigdemont mi relevo en el Govern”, ha dicho la también expresidenta del PDeCAT, que abandonó el Consell Executiu el 14 de julio de 2017, solo tres meses antes del 1-O. Ha asegurado que su dimisión se produjo por motivos personales y ha hecho referencia a la pérdida de su padre y a la “sobrecarga” de trabajo.


“Mi estado anímico no era el mejor”, ha argumentado este martes ante el Tribunal Supremo, para rechazar haber sido destituida y haberse marchado por diferencias en el campo político, si bien ante el juez Llarena señaló que trataba de evitar el incumplimiento de resoluciones del TC.


Munté ha dicho que no tuvo “miedo” a responsabilidades penales, si bien ha reconocido haber sentido “respeto” tras ser apercibida hasta en cinco ocasiones por el Tribunal Constitucional. Ha argumentado que, en todo caso, el único escenario judicial que podía intuir era el de una eventual "desobediencia", dado el precedente del 9N, aunque ha añadido que no tuvo en ningún momento la sensación de estar desobediendo.


En este punto ha afirmado que la estrateiga del Govern fue siempre el "diálogo" con el Gobierno de Mariano Rajoy para lograr un "referéndum pactado" y ha defendido que esta fue la "voluntad" de Puigdemont. Sobre esto, la soberanista ha reiterado que durante su etapa en el Ejecutivo no se habló nunca de unilateralidad y sí de "diálogo" y "acuerdo" con el Estado español.


Menos contudente se ha mostrado en referencia a las reuniones que figuran en la famosa agenda Moleskine de Josep Maria Jové, entonces número dos de Junqueras en el Ejecutivo. La política ha admitido que por aquel entonces los encuentros entre miembros del Govern eran "constantes", pero ha evitado hablar del contenido con un "no me acuerdo".



   Neus Munté pierde ante Quim Forn la batalla por Barcelona