JUICIO PROCÉS

​Nieto reconoce que la estrategia mediática de Puigdemont funcionó el 1-O

“Todo era parte de una estrategia que en lo mediático prosperó”
|


Josu00e9 Antonio Nieto (Seu00f1al Supremo TV3)

José Antonio Nieto, exnúmero dos de Zoido. Fuente: Señal Supremo TV3


El exsecretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, ha admitido este lunes durante su declaración de 4 horas como testigo en el juicio del Procés el éxito de la estrategia mediática independentista durante la jornada del referéndum ilegal y se ha referido a la “trampa” del Govern de Puigdemont en torno al mandato judicial del TSJC.


“Todo era parte de una estrategia que en lo mediático prosperó”, ha señalado el entonces número dos de Juan Ignacio Zoido en el ministerio de Interior. Ante el Tribunal Supremo ha lamentado que se acabase viendo la actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad como “algo malo” y ha añadido que allí donde actuaba la Guardia Civil y la Policía Nacional “se iban produciendo concentraciones organizadas” con una “violencia que pudimos ver todos”.


En cuanto a la Junta de Seguridad del 28 de septiembre de 2017, cuya reunión ha calificado de “surrealista”, ha sostenido que tanto el exconseller de Interior, Quim Forn, como la cúpula de los Mossos d’Esquadra eran reacios a cumplir el mandato de la Fiscalía Superior de Catalunya y del TSJC de impedir el referéndum.


“Estábamos en una mesa preparando el dispositivo para evitar el referéndum con quienes lo habían convocado y ninguno nos trasladó nada que tuviera que ver con el plan operativo y sí excusas que justificaran que no se iba a hacer”, ha confesado Nieto, que ha indicado que la Generalitat se agarraba al fragmento del auto de la juez en el que se señalaba la adopción de medidas necesarias para frenar la consulta en el que se hablaba de “preservar la convivencia”.


Sobre Forn, sentado en el banquillo de los acusados, ha dicho que solo recordaba que había intervenido en dos ocasiones durante el encuentro para “reprochar a Pérez de los Cobos” que se había dirigido a Puigdemont “de forma poco respetuosa” y para “mostrar su desacuerdo con el dispositivo policial”, al entender que los Mossos “tenían suficiente capacidad”.


El popular también se ha referido al major de la policía catalana, también investigado por la Audiencia Nacional, Josep Lluís Trapero. Sobre este ha destacado que iba a las primeras reuniones de coordinación con “actitud de poca colaboración y de no asumir” que fuera necesario el apoyo de Guardia Civil y Policía Nacional al cuerpo autonómico.


   ​Colau se reunió con Puigdemont para decidir dar “apoyo político” al referéndum ilegal del 1-O