​Barcelona ordena el cierre 4.900 pisos turísticos ilegales desde 2016

El Govern de Colau contra la “barra libre” de pisos turísticos ilegales
|


Pisos ilegales Barcelona 1 (Ajuntament Barcelona)

Barcelona reduce un 95% los anuncios de pisos turísticos ilegales en Internet. Fuente: Ajuntament Barcelona


El Ajuntament de Barcelona ha hecho balance de su plan de choque para acabar con las viviendas de alquiler turístico ilegal. Desde principios de 2016 a finales de 2018 el Govern de Ada Colau ha cerrado ya 4.900 pisos sin licencia.


La teniente alcalde de Urbanismo, Movilidad y Ecología, Janet Sanz, ha presumido este sábado de la política municipal contra el turismo ilegal. “Estamos más cerca de dejar a cero la oferta de pisos turísticos sin licencia. Hemos pasado de una barra libre de la actividad ilegal a gobernar el turismo para proteger el derecho a la vivienda y el descanso de los vecinos”, ha manifestado en rueda de prensa.


La concejal ha destacado que la acción llevada a cabo por el Consistorio ha permitido que se reduzca un 95% el número de anuncios de estas viviendas sin número de licencia obligatoria en Internet (de 5.875 en 2016 a 272 en 2018). Asimismo ha resaltado que en este periodo se han abierto más de 13.000 expedientes disciplinarios y se han impuesto 6.453 sanciones.


En cuanto a la detección de este tipo de pisos desde enero de 2016 y hasta diciembre de 2018, la comú ha indicado que se ha ordenado el cierre de 4.900 inmuebles ilegales. De ellos, la administración local ha comprobado que 2 de cada 3 ya no operan en la capital catalana.


“Casi 1.200 pisos han vuelto al parque residencial de Barcelona”, ha destacado Sanz, que ha añadido que en las inspecciones de recomprobación se han detectado que 937 viviendas se han convertido en contratos de alquiler de larga duración y 234 son domicilios del propietario.



   ​Primeras viviendas municipales fotovoltaicas de Barcelona