​El Govern Torra pone de excusa la “inestabilidad” del Estado para evitar el adelanto electoral

|


Torra y Aragonès (Job Vermeulen Parlament)

Pere Aragonès y Quim Torra en el Parlament. Fuente: Parlament


El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha defendido que el Govern de Torra gestione la prórroga presupuestaria y no convoque elecciones autonómicas adelantadas por una cuestión de “responsabilidad”, lo que contradice unas declaraciones del propio líder del Ejecutivo, Quim Torra, en agosto de 2018.


En una entrevista a la ACN, el sucesor de Carles Puigdemont dejaba caer el verano pasado que si no había presupuestos, habría adelanto electoral: “Los gobiernos acostumbran a dimitir si sus presupuestos no son aprobados y me parece que esto es un mandato democrático de autoexigencia”.


Ahora el juntero parece haber cambiado de opinión, ya que el miércoles le respondía al primer secretario del PSC, Miquel Iceta, que no convocaría elecciones. “Nosotros no haremos un Sánchez”, espetaba el President en el Parlament.


Esta nueva versión de Torra ha sido ratificada en declaraciones a TV3 por su número dos. Pere Aragonès ha justificado la decisión de gestionar la prórroga presupuestaria y evitar elecciones atendiendo a la “inestabilidad en el Estado”.


El de ERC ha defendido que es conveniente resolver las “incógnitas” que hay hoy sobre la mesa en España en referencia a las citas electorales y al juicio del Procés. “En el momento actual, en que hay inestabilidad, con elecciones y el juicio en el Supremo, el valor de la estabilidad es importante”, ha afirmado el republicano.


   ​El viaje a Waterloo podría salirle caro a Inés Arrimadas y a Ciudadanos