​ERC usa a Alamany para derribar a los Comuns

|


ERC Presupuestos (ERC)


Rueda de prensa de ERC. Fuente: Twitter ERC


El coqueteo de varios dirigentes de los Comuns con el Procés parece que no está siendo un buen negocio. Tampoco que Pablo Iglesias desde Podemos haya optado por la misma estrategia. Y esto viene ya de lejos.


Normalmente cuando dos partidos están próximos y con posibilidades de pactar en unos futuros comicios acostumbran a respetarse determinadas reglas. El mismo Podemos con el PSOE, con muy malas relaciones al principio, han acabado teniendo unas 'amistades' donde aún existiendo críticas no se pasan determinados límites.


Pero ERC no es una formación de esas. Su voracidad por el poder le lleva a actuar pensando únicamente en su propio interés. Y lo lleva haciendo ya desde la época de Carod Rovira. En muchas fases de su historia moderna ha sido una mera cantera de la derecha catalana (Colom, Rahola, etc), cuando no ha tenido problemas en darle el control a la misma (a Pujol) y derribar a gobiernos del cambio (Maragall).


En los últimos años con el Procés su ala nacionalista es la que ha tomado el control relegando todo lo demás a un segundo plano. Pero ni así ha conseguido ser primera fuerza en las generales o autonómicas. La estrategia de Oriol Junqueras en esto ha sido un desastre.


Desde 2012 ha intentado romper el espinazo de diversos partidos con un arma que cada vez gusta más de usar: la traición desde dentro de algunos de sus integrantes. Sin ir más lejos esto fue lo que le ocurrió con su antiguo socio, el PSC. Y ahora, a dos meses de las españolas lo hace con los Comuns, a los que además sabe da una puñalada de muerte.


ERC ambiciona ser primera en esas elecciones. Y por lo que se ve no tiene otra forma más correcta para tratar a gente que incluso visitó a su líder en prisión. Así que cuando Elisenda Alamany decidió dejar la portavocía a finales de octubre estaba claro que abandonaría la formación un día u otro. ¿Pero para qué hacerlo en aquel momento si siempre es mejor para el ejército invasor que le abran las puertas de noche para actuar con el elemento sorpresa?


Así que en cuatro días Alamany creó una formación artificial (Nova) ayudada por Nuet, que todavía sigue pero que amenaza con dar otro golpe en los próximos días, y hoy nos hemos desayunado por su probable integración de número dos por la lista republicana. Las 'puñaladas' que no les sirvió contra Puigdemont es bastante probable que sí hagan efecto aunque la lista la lidere un político tan limitado como Gabriel Rufián, y más si delante no se tiene a nadie con el carisma de Xavier Domènech.


Ciertamente después de la espantada de Dante Fachin y el daño que hizo los de Colau deberían haberse prevenido ante un nuevo caso de este tipo. Pero el ser humano es el único animal que tropieza dos veces. Y con Alamany, visto lo visto, seleccionaron como portavoz en el Parlament a la persona que quizás les acabe devorando en la única parcela de poder, dejando Barcelona que no pinta muy bien, que les queda. A nivel catalán la cosa puede ser todavía peor.


   Rufián incumple su promesa y se apunta de nuevo al Congreso