JUICIO PROCÉS

​Romeva niega ser independentista y se considera un preso político

|


Rau00fcl Romeva (CCMA)

Raül Romeva, exconseller de Exteriores, declara ante el juez. Fuente: CCMA


El exconseller de Exteriores, Raül Romeva, ha seguido la misma línea estratégica marcada por la defensa el exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras: se ha negado a responder a las preguntas de las acusaciones, se ha considerado un “preso político” y ha considerado que nada de lo que han hecho en esos meses ha sido ilegal.


En la cuarta sesión del juicio del Procés, en la que también ha declarado Jordi Turull, el de ERC solo ha contestado a las preguntas de su abogado Andreu Van Den Eynde y ha aprovechado para definirse “experto” en resolución de conflictos y hombre “de paz”.


En cambio ha descartado ser independentista para añadir que “está” independentista debido a la “ruptura emocional profunda” que sintió con la sentencia sobre el Estatut dictada por el TC en 2010: “Ahora estoy independentista porque defiendo un derecho basado en la no discriminación que no va contra nadie”.


Preguntado por la violencia del Procés, ha señalado que “nunca” han incitado a la violencia ni han apelado a ella. “Nunca ha habido incitación a la violencia”, ha recalcado Romeva, que ha calificado de “absolutamente pernicioso hablar de alzamiento”. Así ha asegurado que no se habló en ningún momento de “métodos violentos” y “mucho menos de utilizar armas”.


“Las únicas armas eran las de la Guardia Civil”, ha sentenciado el exconseller del Govern de Carles Puigdemont, que ha mostrado su convencimiento a que hicieron bien las cosas: “Lo que hemos hecho es lícito y legítimo y hasta es legal. Y por tanto, como no tengo ningún miedo de defender está aquí el quid (…). Tenía que venir aquí a defender estos principios era una responsabilidad y un deber”.


   Un ‘ponderado’ Turull habla de DUI “política” y niega el uso de dinero público para el 1-O