​Cae una banda de ladrones en Barcelona que usaba el horóscopo para elegir el día de los robos

El jefe del grupo utilizaba sus habilidades contorsionistas para entrar en comercios
|


Detenciu00f3n contorsionista (Mossos)

Desmantelado grupo criminal de ladrones en Barcelona. Fuente: Mossos


Desmantelado un grupo criminal especializado en robos con fuerza a comercios barceloneses por el método del butrón con la detención de 4 ladrones. La peculiar banda usaba el horóscopo para elegir el día perfecto para perpetrar los robos y uno de sus jefes utilizaba sus habilidades contorsionistas para entrar en los locales y llevarse el botín.


Según informan los Mossos en un comunicado, el grupo ha caído tras el arresto de 4 personas que accedían a los establecimientos a través de pequeños agujeros hechos, en algunos casos, en lugares inverosímiles como el hueco del ascensor. Los arrestados eran tres hombres y una mujer, de edades entre los 34 y los 55 años, y de origen español, rumano y venezolano.


La investigación arrancó el 14 de octubre cuando la policía tuvo conocimiento del robo de un bar en el distrito de Nou Barris. Los delincuentes habían entrado haciendo un agujero en una portería contigua. En este caso, los agentes identificaron el vehículo con el que había cometido el robo y al conductor, que tenía antecedentes por hechos similares en Valencia.


Además, los investigadores constataron que a partir de marzo se habían cometido otros robos denunciados en Barcelona con este sistema, lo que permitió determinar que se trataba del mismo grupo criminal, cuyos miembros tenían unas funciones bien definidas: uno esperaba y vigilaba con un perro al lado de uno de los coches, mientras que otro entraba en la escalera para avisar si salía algún vecino y el tercero, el jefe, hacía un agujero y entraba en el local.


El líder de la banda era el hombre de nacionalidad rumana, que en 2010 había sido identificado haciendo espectáculos de contorsionismo en la vía pública, habilidad que precisamente utilizó para cometer los robos. Los investigadores destacan que se trata de una persona solitaria que vivía en una cabaña en medio del bosque de Guanta, en Sentmenat (Barcelona) y que revisaba el zodíaco para decidir cuál era el día perfecto para llevar a cabo los delitos.


El juzgado autorizó a los Mossos la práctica de dos registros: uno en su cabaña y otro en Castellar del Vallès (Barcelona), donde se procedió a la detención del otro responsable del grupo y en el que encontraron al perro. Los dos principales miembros del grupo ingresaron en la cárcel, mientras que los otros dos quedaron en libertad con cargos tras pasar a disposición judicial.



   ​Oleada de atracos a comercios en Nou Barris a manos de un ladrón reincidente