​Pedro Sánchez pone la pelota en el tejado de los independentistas

|


Mano Torra (job)

Quim Torra, presidente de la Generalitat. Fuente: Job Vermeulen/Parlament


Después de una semana movida por el asunto del “relator” (incluso entre los suyos), a dos días de una manifestación del tridente de la derecha, a menos de una semana del juicio a los políticos presos y de la votación sobre los Presupuestos el ejecutivo socialista presidido por Pedro Sánchez ha decidido mover ficha para sacarse la presión de encima.


El día comenzaba con otro golpe en la frente: la enmienda a la totalidad del presupuesto por parte del PDeCAT. Sánchez y los suyos debían sacarse algún conejo de la chistera para dejar de parece un boxeador a punto de caer en el ring.


La apuesta es arriesgada. De no salir se vería casi obligado a convocar elecciones en mayo junto con todos los demás cómicos (un súper domingo con municipales, europeas y autonómicas) o presentarse solos en otoño.


Podría decirse que el PSOE ha desactivado en cierta forma la razón de ser de la manifestación tripartita del domingo de PP, Ciudadanos y Vox (y más anunciando que se negaban a discutir sobre el derecho de autodeterminación con los procesistes). Pero esto no es lo más relevante.


Lo importante es que ha puesto la pelota en el tejado de ERC y PDeCAT que el miércoles deberán decidir si dejan caer al gobierno y se enfrentan a un muy posible futuro tenebroso frente a Casado, Rivera y Abascal con ganas de meterles en vereda con otro nuevo 155.


Si el nacionalismo español hace gala el domingo de fuerza en las calles los procesistas quizás le vean más claramente las orejas al lobo. Con el tridente de derechas gobernando y legitimado las cosas no serían tan fáciles para seguir en una posición donde la independencia es lo último que se vislumbra que llegará.


Tras la exposición de Carmen Calvo después del Consejo de Ministros ha quedado claro hacia quién iba dirigido el pulso. Y este no es a la derecha española. Los Puigdemont, Torra, Artadi, Aragonès, etc son los que deben decidir de manera más inmediata sobre el tema. Tienen pocos días. Y su decisión puede traer lamentos para ellos en un futuro ya no muy lejano. Para ellos es la presión ahora. 


   ​PP, Ciudadanos y Vox compran los derechos del Procés en exclusiva para toda España