​Los CDR inundan de ‘mierda’ los juzgados catalanes y el TSJC comienza a hartarse

El TSJC denuncia la "cadena de sabotajes" que sufren las instalaciones judiciales en Catalunya
|


Mierda juzgados Cataluu00f1a (TwitteR CDR)

Acción de los CDR a las puertas de juzgados catalanes. Fuente: Twitter CDR Catalunya

Excrementos y basura han sido los aliados de los Comités de Defensa de la República (CDR) en su acción de protesta contra el sistema judicial español por el arranque del juicio del Procés en el Tribunal Supremo, que tendrá lugar a partir del 12 de febrero. Y no es la primera vez que lo hacen, de ahí la “enérgica” condena del TSJC.


La madrugada del lunes activistas independentistas se presentaron a las puertas de alrededor de una veintena de juzgados catalanes -la Ciutat de la Justícia de Barcelona o los juzgados de Mataró, Granollers, Manresa, Figueres, Ripoll, Solsona o Tortosa, por citar solo unos ejemplos- para, literalmente, llenarlos de ‘mierda’ como parte de su denuncia por la “farsa” del proceso judicial contra dirigentes soberanistas.


“No nos echaremos atrás. Al contrario: denunciaremos el #JudiciFarsa, la #MerdaDeJustícia, la represión, el machismo y los recortes de derechos. No queremos vuestra mierda”, defienden los CDR en redes sociales, donde afirman que la “sentencia ya está escrita” y que el Estado español quiere “encarcelar a todo un pueblo”.



Por su parte el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya ha mostrado este lunes su hartazgo. En un comunicado ha expresado su malestar ante estos hechos y ha condenado de “manera rotunda” la “cadena de sabotajes a las sedes judiciales” que se han realizado este lunes, pero que se llevan produciendo en Catalunya en los últimos meses.


La Sala de Gobierno del TSJC ha afeado la ‘hazaña’ por haber ocasionado incidencias en juzgados catalanes, obligando en alguno de ellos al cierre de instalaciones. En este punto el Alto Tribunal ha subrayado que sus actuaciones han tenido “influencia directa en el servicio al ciudadano, por no poder ser atendidos con la dignidad que se merecen” y ha exigido “responsabilidades”.



   Estiércol y basura, las ‘armas’ de los CDR contra los juzgados catalanes