Descartada la muerte violenta del joven que falleció en la comisaría de Mossos de Ciutat Vella

|


Unidad Investigación mossos (Mossos)

La autopsia descarta la muerte violenta del detenido. Fuente: Mossos


El joven de 18 años y nacionalidad siria que falleció el pasado domingo en la comisaría de Mossos d’Esquadra de Ciutat Vella (Barcelona), donde se encontraba bajo custodia policial por el robo de un teléfono móvil, no tuvo una muerte violenta traumática. La autopsia apunta que sufrió una insuficiencia cardiorespiratoria aguda


El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha detallado que el Juzgado de Instrucción nº20 de Barcelona ha abierto una causa relacionada con el fallecimiento del detenido.


El cuerpo autonómico informó del suceso en un comunicado, en el que explicó que el detenido manifestó en comisaría que se encontraba mal, por lo que fue trasladado por los agentes al CAP Pere Camps. Tras visitarle, el servicio sanitario le dio el alta médica y el joven regresó entonces a dependencias policiales, donde poco después se desmayó y terminó muriendo.


   Tiroteo con heridos en Mataró (Barcelona)