​VOX da las campanadas en Andalucía

La ultraderecha consigue 12 diputados en el Parlamento andaluz
|


Santi Abascal elecciones Andalucu00eda (Twitter VOX Noticias)

Santiago Abascal, líder de VOX. Fuente: Twitter VOX Noticias


Descalabro del PSOE y de la izquierda y auge de la derecha con VOX como el gran vencedor de la noche, así podría resumirse la jornada electoral andaluza. Giro histórico hacia la derecha por parte de los andaluces, que entregan nada más y nada menos que 12 sillas en el Parlamento regional a la ultraderecha liderada por Santiago Abascal.


‘¡Resistencia!’ y ‘¡Adiós, Susanita, adiós!’, han coreado los seguidores de VOX desde el hotel en el que han celebrado los resultados de los comicios. Tras 40 años de feudo, el PSOE se despide del Palacio de San Telmo y más de 30 años después las llaves pasarían a manos de la derecha.



Con el 99’92% de los votos escrutados y con una participación del 58’65%, se puede asegurar sin riesgo a equivocación que la izquierda ha perdido y la derecha ha ganado Andalucía.


PSOE y Adelante Andalucía (IU-Podemos) se han dejado en el camino 13 puntos y 17 escaños con respecto a los comicios de 2015. Los de Susana Díaz, los grandes perdedores, han logrado ser de nuevo los primeros, pero su resultado supone un enorme batacazo: 33 diputados frente a los 47 de las elecciones previas. De su lado, los de Teresa Rodríguez han restado casi 5 puntos y 3 escaños, quedándose ahora con 17.


En la otra cara de la moneda se sitúan las formaciones de derecha, especialmente VOX y Cs. El primero ha dado la campanada al situarse con 12 diputados en el Parlamento, mientras que el segundo, a pesar de no haber logrado el sorpasso, ha ascendido de 9 a 21 escaños, 12 más que en 2015. Por su parte el PP, que ha alcanzado uno de sus peores registros, no se ha hecho con un resultado tan malo como el esperado, ya que ha perdido 7 escaños pero es segundo con 26.


La suma conservadora (Cs, PP y VOX) implica llegar a los 59 escaños y rozar el 50% de los votos, por lo que de unirse se harían con el Gobierno andaluz. Y es aquí dónde reside la incógnita.


Los populares quieren gobernar y han tendido la mano a los de Rivera y Abascal. Sin embargo los naranjas también quieren dirigir el cotarro y han lanzado el guante a los de Casado y al PSOE para evitar la entrada de VOX en San Telmo. A esto hay que tener en cuenta como posible -aunque poco probable- que aún sobrevive un eventual pacto con Susana Díaz al frente y con Cs y Adelante Andalucía como socios. 


   Cs da por acabado el pacto con el PSOE en Andalucía