​El España-Israel de waterpolo, a puerta cerrada y en Sant Cugat por la presión de BDS y la CUP

Primer triunfo de la selección española femenina en la Liga Mundial de Waterpolo 2018/2019
|


Campau00f1a CUP Espau00f1a Irael (CUP)

El España-Israel de waterpolo se celebra en Sant Cugat por seguridad. Fuente: Twitter CUP


La selección femenina de waterpolo de España ha celebrado este martes su victoria frente a Israel (11-5) a puerta cerrada en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Sant Cugat del Vallès, tras cambiar en dos ocasiones de emplazamiento debido a presiones políticas. La celebración del partido, que supone el primer triunfo español en la Liga Mundial 2018/19, ha sido noticia por el boicot del movimiento BDS y de la CUP-Capgirem de Barcelona.


El encuentro se iba a celebrar inicialmente en la piscina de Molins de Rei, pero fue suspendido y trasladado a las instalaciones Sant Jordi de Barcelona y se decidió que se haría sin público. No obstante, la campaña de cupaires y el anuncio de una protesta del BDS contra Israel llevaron a un nuevo cambio de ubicación.


En un comunicado, la Real Federación Española de Natación (RFEN) anunció que siguiendo las indicaciones de la Federación Internacional de Natación (FINA) y de acuerdo con la delegación israelí, el partido se disputaría este martes a las 18.00 horas en Sant Cugat por cuestiones de seguridad. La RFEN ha destacado: “Queremos velar siempre por la seguridad (…) y que impere únicamente el espectáculo deportivo por encima de cualquier otra consideración”.


De su lado, la CUP ha celebrado en redes sociales que el partido no se haya hecho en la capital catalana y se han defendido de las críticas apuntando que el suyo nunca ha sido un "discurso antisemita": "El nuestro es un discurso y una acción política enfocada a denunciar la vulneración de todos los DDHH civiles y políticos por parte de cualquier estado. En este caso un estado que ocupa y aísla al pueblo palestino”. 


   ​La CUP reclama no ceder la piscina de Sant Jordi a la selección de waterpolo para su partido frente a Israel