​Buch y Lloveras, exlíderes de ACM y AMI, niegan haber dado órdenes a los alcaldes para el 1-O

|


Buch y Lloveras TSJC (Twitter Govern)

Govern de Torra, diputados y líderes independentistas arropan a Buch y Lloveras por su declaración ante el TSJC. Fuente: Twitter Govern


Los expresidentes de las entidades independentistas ACM y AMI, Miquel Buch y Neus Lloveras, han declarado este martes ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) que no han cometido ningún delito y que se limitaron únicamente a informar a los alcaldes sobre el 1-O.


Arropados por Quim Torra y su Govern, por diputados soberanistas y por miembros de ACM y AMI, el conseller de Interior y la alcaldesa de Vilanova i la Geltrú (Barcelona) han comparecido ante la Alto Tribunal catalán por la querella presentada por un delito de desobediencia por la Fiscalía en relación a sus acciones en apoyo al referéndum del 1 de octubre. En concreto, el caso se centra en tres emails enviados a alcaldes sobre los pasos a seguir de cara a la consulta ilegal.


Tanto Buch como Lloveras han negado haber desobedecido al Tribunal Constitucional y en este sentido han añadido que el envío del primer correo electrónico se hizo antes de la suspensión del 1-O por parte del TC. Además han declarado que se limitaron a informar a alcaldes sobre la cuestión y que en ningún momento les dieron órdenes porque respetan la “autonomía local”.


Lloveras: “Estábamos haciendo política”


“No estábamos dando ninguna orden, estábamos dando recomendaciones e información, que es lo que toca hacer a entidades municipalistas”, ha manifestado en declaraciones a los medios la alcaldesa de Vilanova, que ha recordado que ACM y AMI son organizaciones privadas.


La expresidenta de AMI ha valorado que con estos correos no cometió ningún delito y los ha enmarcado dentro de su acción política. “Estábamos haciendo política, expresando opiniones y voluntades”, ha justificado Lloveras, que ha señalado que solo buscaban “escenificar” el apoyo municipal al 1-O.


Buch: “Lo único que hicimos fue informar”


Por su parte el conseller de Interior ha reconocido que recomendaron a los alcaldes participar en la consulta, pero ha resaltado que nunca fue una orden.


“Lo único que hicimos fue informar y, sí, animar a los ayuntamientos a participar”, ha dicho el juntero, que ha matizado que lo hicieron “siempre respetando la autonomía local”. Buch ha sostenido que están “convencidos” de su actuación y de que no cometieron “ningún delito”.


Los correos a los que se refiere la Fiscalía en su denuncia contra Lloveras y Buch son del 6, 10 y 12 de septiembre de 2017. En ellos, entre otras cosas, se pedía a los alcaldes la disponibilidad de locales para el 1-O, se facilitaba un modelo de declaración de apoyo al referéndum o se incluía material de campaña de la consulta.



   Buch y Lloveras, de vuelta al TSJC por el 1-O