​Su reunión secreta con Villarejo le cuesta el puesto a Cospedal

|


Cospedal (PP)


María Dolores de Cospedal (archivo). Fuente: PP


La grabación filtrada estos últimos días relacionada a una reunión secreta entre la exsecretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y el excomisario de la Policía Nacional, José Manuel Villarejo, le ha costado ya un cargo a la popular. La política ha anunciado que ha comunicado a su líder Pablo Casado que renuncia a su puesto en el Comité Ejecutivo Nacional del PP.


Cospedal, que no habla de su escaño de diputada en el Congreso, ha dicho que ha tomado este decisión para evitar que los “ataques” contra ella por las conversaciones con Villarejo se hagan extensivos a la formación y al actual presidente.


De nuevo, la exnúmero dos del Partido Popular ha insistido en que no ha mentido nunca sobre su relación con el famoso excomisario y ha justificado sus encuentros. Ha señalado que era su “obligación” como secretaria general “tener toda la información posible acerca de los hechos que pudieran perjudicar a mi formación y en este sentido actué”.


Por último, la exministra de Defensa ha denunciado las “manipulaciones” que, según ella, se están haciendo con las cintas para ofrecer una “imagen distorsionada de la realidad”. “Son extractos editados que solo tratan de perjudicar” su imagen, lo que, tal y como ha declarado, no quiere que se traspase al PP. 


   El matrimonio Cospedal-López del Hierro pidió ‘trabajillos’ al excomisario Villarejo