​Torra apela al 3-O y llama a Sánchez “cómplice de la represión”

Torrent apunta a la "voluntad de venganza" de la Fiscalía
|


Torra y Torrent (Rubu00e9n Moreno Govern)


Roger Torrent y Quim Torra, presidentes del Parlament y del Govern. Fuente: Rubén Moreno/Govern


El presidente del Parlament, Roger Torrent, y el líder de la Generalitat, Quim Torra, han criticado este viernes los escritos de acusación de la Fiscalía del Tribunal Supremo y de la  Abogacía del Estado sobre los dirigentes independentistas procesados en la causa del Procés.


En una declaración institucional desde el Parlament, Torra ha afirmado que el Gobieno español ha perdido una “oportunidad de oro” para sacar este conflicto político de los tribunales y ha acusado a Pedro Sánchez, presidente del Ejecutivo, de ser “cómplice de la represión”: “Puede que crea que ganará unos cuantos votos, pero profundiza en una injusticia que afecta a la democracia. ¿Cuánta represión puede aguantar la democracia?”.


El juntero no ha considerado como un “gesto” de Madrid que la Abogacía del Estado haya excluido el delito de rebelión en su escrito y ha tildado de “menosprecio absoluto” que sí haya incluido los de sedición y malversación. El líder del Govern ha asegurado que la “inmensa mayoría de la sociedad catalana sabe que no hay delito” y ha añadido que la “única violencia que hubo fue la de la Policía Nacional y la Guardia Civil pegando gente pacífica” el 1-O.


Por último, Torra ha apelado al espíritu del 3-O, día en el que tuvo lugar un ‘paro de país’ en protesta contra las cargas policiales, para alcanzar el “fin de la represión, la libertad para los presos políticos, el libre retorno de los exiliados y una solución democrática al conflicto en Catalunya ejerciendo el derecho efectivo a la autodeterminación”.


Por su parte, Torrent ha intervenido para advertir de que el proceso judicial no hará que renuncien a su causa. “No renunciaremos nunca a decidir democráticamente nuestro futuro”, ha dicho el republicano, que ha valorado que la Fiscalía no ha actuado movida “por un anhelo de Justicia”, sino por “voluntad de venganza”. 



   ​Santi Vila considera que el peso de las redes llevó a Puigdemont a realizar la DUI