​El PDeCAT todavía no sabe cómo entrar en la Crida de Puigdemont

|


Bonvehu00ed (Twitter PDeCAT)

David Bonvehí, presidente del PDeCAT. Fuente: Twitter PDeCAT


El PDeCAT no sabe cómo entrar a formar parte del movimiento liderado por el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. El líder demócrata David Bonvehí ha manifestado que tienen que encontrar la fórmula para encajar con la Crida Nacional per la República y ha añadido que la consultarán con los asociados cuando haya una propuesta clara sobre la mesa.


El presidente del Partit Demòcrata ha reconocido en rueda de prensa que han diversas formas de pensar sobre cómo encontrar el encaje con la Crida y ha señalado que él personalmente no se ha sumado por respeto a todos los afiliados de la formación, declaración con la que también ha justificado su ausencia en el acto fundacional.


A pesar de que aún no han decidido cómo subirse a la Crida de Puigdemont, Bonvehí cree que la posibilidad de no entenderse con este movimiento vendría de la mano de “una cosa muy grande”. “No me veo compitiendo en unas elecciones con la Crida”, ha zanjado el político, que, sin embargo, ha dejado en manos de la militancia la decisión final.



Bonvehí apoya a Mascarell como alcaldable en Barcelona


Por otra parte, el jefe del PDeCAT ha mostrado su “total predisposición” a confluir con Ferran Mascarell, delegado del Govern en Madrid, en una posible candidatura para Barcelona. Y aunque ha dicho que por ahora la alcaldable demócrata es Neus Munté, ha explicado que hay “muchos liderazgos para poder confluir” y ha avisado de que su partido será “generoso al máximo”.


Preguntado por la expulsión de ALDE (Alianza de Liberales y Demócratas por Europa) por la presunta corrupción que salpica a la heredera de CDC, ha sostenido que se trata de una “mala decisión” y ha lamentado que por medio haya estado el partido de Albert Rivera. A su parecer, “Ciudadanos hacía tiempo que perseguía” echarles porque no quería estar en el mismo grupo que una formación independentista. 


   ​ERC rechaza la doble militancia para unirse a la Crida de Puigdemont