​Nuevos ascensores para los vecinos de Polvorí en el distrito de Sants-Montjuïc (Barcelona)

|


Ascensor Barcelona (Ajuntament)

Obras para la instalación de dos ascensores en Polvorí. Fuente: Ajuntament Barcelona


El Ajuntament de Barcelona ya ha arrancado las obras de los dos nuevos ascensores que tienen la misión de mejorar la accesibilidad de los vecinos de Polvorí, en el distrito de Sants-Montjuïc. La instalación, que comenzó este lunes 15 de octubre, costará 823.000 euros.


La colocación de estos ascensores, que facilitará salvar el desnivel entre las calles de la Mare de Déu de Port y la del Segura, se complementará con las escaleras mecánicas existentes. El primero establecerá la conexión entre Mare de Déu del Port y la plaza de Buenaventura Durruti, mientras que el segundo conectará esta plaza con Segura.


Está previsto que la fase 1 finalice el 8 de septiembre; la siguiente, que se prevé que acebe el 16 de febrero de 2019, afectará a la circulación de bajada de la calle del Segura; y la última, se terminaría a finales de marzo del próximo año. Además se plantarán árboles, se colocará mobiliario urbano y se renovará una parte del alumbrado. 


En un comunicado este sábado el Ajuntament de Barcelona explica que la implementación de los ascensores responde a los problemas de movilidad y conectividad en esta zona. El Govern local detalla que, si bien hay escaleras mecánicas y rampas para subir o bajar de Polvorí, éstas no son accesibles para personas en silla de ruedas. 


   ​El distrito barcelonés de Horta ya tiene su ‘Supermanzana’