​Jarro de agua fría para los hipotecados: el Supremo se lo piensa

|


Tribunal Supremo (CC Wikipedia)

El Tribunal Supremo se repiensa su sentencia sobre el impuesto de hipoteca. CC


Un día después de la gran noticia que recibían los hipotecados por parte del Tribunal Supremo, su gozo podría quedarse en un pozo. El TS, que había dictado una sentencia en la que determina que el banco es el que tiene que pagar el impuesto de una hipoteca y no el cliente, pone el fallo en modo ‘review’ por lo que la película podría dar un giro inesperado.


El Alto Tribunal cuenta ahora que se repensará su decisión debido a la “enorme repercusión económica y social” de la misma. En una nota informativa, el presidente de la Sala Tercera de lo Contencioso-administrativo del TS, Luis María Díez-Picazo, acuerda con “carácter urgente” dejar sin efecto “todos los señalamientos” debido a que la sentencia supone un “giro radical en el criterio jurisprudencial hasta ahora sustentado” y a su “repercusión económica y social”.


Así el conflicto entre bancos e hipotecados se queda en tablas. Empate que resolverá el Supremo, que como árbitro judicial revisará el VAR para decidir si el gol a entidades bancarias sube o no al marcador. El premio asciende, según estimaciones económicas, a 4.000 millones de euros para los clientes, dinero saldría del bolsillo de la banca española. 



   El Tribunal Supremo da la razón a los bancos y obliga a los clientes a pagar los impuestos de las hipotecas