​Los independentistas Rufián y Colomines discuten por los ‘no muertos’ del Procés

Rufián compara a Colomines con Jiménez Losantos
|


Colomines (Gencat)

Agustí Colomines, coimpulsor de la Crida. Fuente: Generalitat


Pequeño rifirrafe entre el portavoz adjunto de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, y uno de los impulsores de la Crida, Agustí Colomines, por unas declaraciones del historiador en las que hablaba de la violencia y de los procesos independentistas.


En una entrevista el lunes a La Xarxa, el exdirector de la Escuela de la Administración Pública de Catalunya afirmaba que la independencia en Catalunya tarda más porque no hay muertos. El profesor de la UB admitía que hubo “muchas ingenuidades” por parte del independentismo, pero matizaba que esto se debe, sobre todo, a “este experimento tan catalán de intentar una independencia sin un solo muerto”.


Preguntado por si debía haberlos, contestaba: “De momento, en todas las independencias del mundo ha habido muertos. En la nuestra, hemos decidido que no queremos. Si decides que no quieres, pues tardas más. El proceso es mucho más largo”.


Estas palabras de uno de los hombres de Puigdemont no han gustado inicialmente a Rufián, que en declaraciones al programa Al Rojo Vivo de La Sexta apuntaba que se trataba de una “absoluta barbaridad” y añadía: “Me siento tan cercano a estas declaraciones como me puedo sentir a una declaración de Jiménez Losantos”.


Las críticas del republicano no han sentado nada bien a Colomines, que en Twitter escribía que el de ERC “debe no entender el catalán”. “Traduzco y simplifico: el proceso catalán no desea muertos y por eso llevará más tiempo conseguir el objetivo’”, puntualizaba.



Horas después de su percepción inicial Rufián ha rectificado y ha pedido disculpas a Colomines: "Hoy he malinterpretado unas declaraciones suyas en las que reiteraba el pacifismo y el civismo del proceso político que vive Catalunya. Lo siento, Agustí. Error mío".


Y la sangre no ha llegado al río, ya que el coimpulsor de la Crida de Puigdemont las ha aceptado: "Disculpas aceptadas. No les demos carnaza, que en Madrid nos quieren mal y peleados". 



   El Estado amenazó “con muertos en la calle” si el Govern no ponía fin al Procés