​Amnistía Internacional pide que se retiren los cargos de rebelión y sedición a los Jordis

Reclaman de nuevo su “libertad inmediata”
|


Casi un año después del ingreso en prisión de los Jordis, Amnistía Internacional ha reclamado este lunes la “libertad inmediata” de Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, expresidente de la ANC y presidente de Òmnium Cultural, respectivamente, al considerar “injustificable” esta medida.


En un comunicado la organización considera que el mantener para estos casos la situación de encarcelamiento supone una “restricción excesiva y desproporcionada de sus derechos a la libertad de expresión y de reunión pacífica”.


Asimismo dice no cuestionar los fallos judiciales del Tribunal Constitucional sobre la ley del referéndum y su posterior aplicación, pero valora que los Jordis, en su calidad de ciudadanos particulares y líderes de entidades de la sociedad civil, “tenían derecho a organizar y promover reuniones pacíficas en apoyo al referéndum y a la independencia de Catalunya”.


Por su parte el director de Amnistía Internacional en España, Esteban Beltrán, ha criticado los reiterados rechazos de la Justicia española a la puesta en libertad de Sànchez y Cuixart y ha declarado que las autoridades judiciales “han agravado esta injusticia”, en vez de “aprovechar la oportunidad para poner fin a la detención”.


En esta misma línea ha hablado la coordinadora de Amnistía en Catalunya, Adriana Ribas, que ha señalado que los cargos de rebelión y sedición que pesan contra ellos son “injustificados” y deberían “ser retirados”. En este sentido ha añadido que, en todo caso y de demostrarse que llamaron a manifestantes a impedir la operación policial en la conselleria de Economía el 20-S, esto “podría ser perseguido” al tratarse de una supuesta “alteración del orden público”.


En cuanto a los hechos del 20 y 21 de septiembre de 2017, la organización también considera que hasta donde les consta no parece que Sànchez y Cuixart “animaran a los manifestantes a utilizar la violencia, de modo que tanto los actos esporádicos de violencia cometidos por manifestantes como los daños causados a unos vehículos de la policía en septiembre, no deberían atribuírseles directa ni indirectamente a ellos en tanto que organizadores o promotores de las movilizaciones”.


No es la primera vez que Amnistía Internacional se pronuncia en esta misma dirección sobre la situación de encarcelamiento de los Jordis. En otras ocasiones esta entidad ya había expresado su posición contraria a las detenciones y había reclamado su liberación.  


   ​Castellà cree que habría “tentación” de fusilar a los presos independentistas por parte del Estado