​CatECP recuerda el referéndum STOP C-32 y pide a Torra hacer efectivo el resultado

Los comuns exigen al Govern paralizar la ampliación de la C-32 entre Tossa y Lloret de Mar
|


Bosque afectado por la ampliaciu00f3n (Aturem la C 32)

Zona boscosa que se vería afectada por la ampliación. Fuente: Aturem la C-32


CatECP ha registrado una propuesta de resolución en el Parlament en la que insta al Govern de Torra a “parar el proyecto de ampliación de la C-32 entre Tossa y Lloret de Mar” (Girona) y en la que se recuerda que el 76% de los votantes del referéndum rechazó el alargamiento.


La iniciativa, impulsada por David Cid, también pide a la Generalitat estudiar otras alternativas “basadas en la sostenibilidad y la eficiencia para resolver los problemas de movilidad entre las poblaciones de Blanes y Lloret de Mar” y denuncia que el proyecto implicaría la “destrucción de la última zona boscosa" de estos municipios, con una afectación total de 50 hectáreas de verde, “o lo que es lo mismo, unos 60.000 árboles”.


Tal y como explican los comuns en un comunicado, su propuesta también solicita al Ejecutivo catalán la construcción de un “carril bus entre Blanes y Lloret de Mar”, que fue anunciado allá por el 2009 y que “aún no se ha puesto en funcionamiento”, así como el sometimiento del proyecto a referéndum antes del inicio de cualquier actuación en el territorio.


“Prolongar la C-32 comportaría contribuir todavía más a la masificación de la Costa Brava y a favorecer la especulación urbanística del litoral catalán”, ha criticado Cid, que apunta que este trazado, de 6’5 kilómetros, supondría seguir impulsando un modelo de turismo depredador”.


Asimismo el diputado detalla que esta ampliación “acumula” informes contrarios, que es muy ambicionada por “las empresas concesionarias por lo que representa la renovación del peaje de toda la C-32 del Maresme” y que cuenta con una “gran oposición ciudadana” en los pueblos afectados, en alusión a las consultas hechas en Blanes y Lloret que concluyeron con un 76% de rechazo a el alargamiento de la infraestructura.


‘Aturem la C-32’


Los referéndums a los que se refiere CatECP tuvieron lugar en abril de 2016 y en ellos se pedía posicionarse en contra o a favor de la ampliación de la C-32. El ‘no’ ganó con el 76% entre las localidades de Blanes y Lloret, si bien contó con una baja participación de 3.660 votantes –en parte debido a la ausencia de apoyo institucional del Govern de Lloret, por lo que allí ésta fue organizada por ‘Aturem la C-32’.


La plataforma ciudadana ‘Aturem la C-32’ surgió en Blanes y Lloret en 2015 cuando se realizó el anuncio de la Generalitat de licitar y seguir adelante con la obra de ampliación y su objetivo inicial era resolver con “un proyecto alternativo” el problema de movilidad en la zona. Desde la entidad señalan que esta ampliación tiene un importante “impacto ambiental” y “beneficia a una empresa privada antes que al territorio”.



   ​Los comuns siguen su plan para proteger la Costa Brava con Cadaqués (Girona)