​Podemos intenta volver al centro del escenario

|


Pedro Su00e1nchez y Pablo Iglesias (Twitter Su00e1nchez)

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias pactan los Presupuestos. Fuente: Twitter Pedro Sánchez


Tras la moción de censura presentada en verano del año 2017 contra Mariano Rajoy parecía que el ímpetu inicial de Podemos se iba frenando de forma paulatina. Así las encuestas empezaron a mostrar una caída en sus apoyos electorales. Sus pobres resultados en las elecciones catalanas del 21 de diciembre del año pasado al calor del artículo 155 son un buen síntoma de esta tendencia.


Numerosos factores pueden explicar el motivo de esta situación para una formación que parecía que había nacido para ganar. El fuerte desgaste que han sufrido por parte de sus adversarios, sus enfrentamiento internos... si bien es cierto que la presión externa ha sido fuerte no lo es menos que muchas veces el propio Pablo Iglesias y los suyos se han puesto ellos solos en el ojo del huracán.


Tras la exitosa moción de censura presentada por Pedro Sánchez parecía que el PSOE tomaba nuevamente el total control del espacio de la izquierda y que los morados lo iban a tener muy difícil en los próximos meses para remontar una caída que los situaba ya cuartos por detrás de Ciudadanos. Pero parece ser que los de Iglesias pueden tener una oportunidad.


El reciente acuerdo con el Partido Socialista para aprobar los presupuestos del 2019 puede ser un comodín importante para volver a un centro del escenario político que en cierta forma les había apartado de los focos. En los primeros momentos de su anuncio da la sensación de que son los socialistas quienes han cedido ante las pretensiones de los morados y no al revés.


Si bien es seguro que los de Sánchez intentarán, y quizás conseguirán, revertir esa sensación en el futuro con otra acciones por medio del trampolín gubernamental e institucional que ahora poseen no lo es menos que si Podemos sabe moverse puede sacarle bastante rédito al pacto.


Los de Ferraz estaban obligados a llegar a un acuerdo simplemente por cuestiones de necesidad numérica. Igual que lo requerirán cuando intenten conseguir el apoyo de otros grupos en el Congreso.


Pablo Iglesias sabía que ellos eran el socio imprescindible y ha intentado explotarlo. Por ahora, y de no estropearlo, parece que el invento le funciona. 


   ​El máster de Casado contra la tesis de Sánchez