​El abogado de Societat Civil Catalana señala como cerebro del 9N a Francesc Homs

|


Artur Mas (Catalunya Ràdio)

Artur Mas, expresidente de la Generalitat. Fuente: CCMA


La acusación ejercida por Societat Civil Catalana en el juicio contra el Govern de Artur Mas por la consulta independentista del 9 de noviembre de 2014 en el Tribunal de Cuentas ha señalado a Francesc Homs, entonces conseller de Presidencia, como “cerebro” del 9N.


Lo ha manifestado el abogado de SCC, Manuel Zunón, en la ronda de conclusiones que da por finalizado el juicio contra Mas, Ortega, Rigau y Homs como presuntos responsables del uso de dinero público para la consulta ilegal. El letrado ha dicho que el 9N fue un “enmascaramiento” de la consulta inicial anulada por el Tribunal Constitucional y que se utilizaron fondos de la Generalitat en un “acto de soberanía ajeno a la función pública”.


Zunón ha afirmado que hubo un “plan de ruptura constitucional”, en el que no se improvisó nada y que contaba con una “planificación incompatible con la ignorancia”. El abogado, que ha sostenido que los indicios “claman al cielo”, ha subrayado que los 7.000 portátiles comprados no eran para las escuelas, sino como apoyo logístico para la consulta, a pesar de que después “el material sobrante” se recolocase en centros catalanes.


Por su parte la Abogacía del Estado, representada por Javier Borrego, ha manifestado que el 9N fue un proceso “chapucero” pero un “auténtico referéndum” para el que se utilizaron fondos públicos, por lo que ha pedido que los acusados devuelvan este dinero a las arcas.


En esta misma línea se ha pronunciado la Fiscalía. El fiscal jefe del Tribunal de Cuentas, Miguel Ángel Torres, ha resaltado que el gasto para el 9N no fue dirigido a un “fin público” sino a uno “político” que se encuentra “fuera de los cauces legales de la Administración”, lo que valora probado tras las declaraciones de los 4 principales investigados.


Del otro lado los abogados de Irene Rigau, Joana Ortega, Francesc Homs y Artur Mas han apuntado que los contratos fueron “impecables” y que se firmaron dentro de la legalidad. Siguiendo la misma línea argumental que defendieron en sus interrogatorios estos acusados, el letrado de Mas y Ortega, Rafael Entrena, ha reiterado que la consulta inicial anulada por el TC y el “proceso participativo” posterior –tal y como llama al 9N- son cosas diferentes. 


   ​Mas define el 9N como “solución imaginativa” para apagar una crisis independentista