​“Palmera” e “imbécil”, los guiños de Beatriz Escudero (PP) y Gabriel Rufián (ERC)

|


Escudero Congreso

Beatriz Escudero, Álvarez Cascos y Pedro Quevedo. Fuente: TV Congreso


Nuevo rifirrafe en el Congreso con Gabriel Rufián como uno de los combatientes. Esta vez ha tenido frente a frente a una rival del PP, Beatriz Escudero. “Imbécil” y “palmera” han sido los comentarios ‘cariñosos’ que se han dedicado ambos diputados.


Los hechos se han producido este martes durante la comisión de investigación relacionada con la financiación ilegal del Partido Popular en la que Francisco Álvarez Cascos, secretario general del PP, ministro de Aznar y uno de los comparecientes, se ha librado de unos cuantos minutos de interrogatorio parlamentario y ha disfrutado –véase su sonrisa a lo largo de la trifulca entre Escudero y Rufián- del espectáculo en primera fila.


El portavoz adjunto de ERC ha entrado en escena para lanzarle preguntas a Álvarez Cascos por sus presuntos ‘trapos sucios’ y los de su antigua formación política. El expresidente del Principado de Asturias, siguiendo la misma estrategia que Aznar o Camps, ha desviado las cuestiones puestas sobre la mesa por el de Esquerra para apuntar al Procés y denunciar un “sistema de apartheid” en Catalunya. “Le falta la bandera del pollo”, le ha espetado entonces Rufián en referencia a la bandera española durante la dictadura franquista.


La culpa es del pollo


Y ha sido el pollo el detonante del ‘pollo’ con Escudero. La popular, que ejerce en esta comisión como vicepresidenta, se ha molestado por el comentario y ante de que el presidente de la misma, Pedro Quevedo, le diera o no la palabra ha lanzado desde la mesa: “Ha faltado el respeto a la bandera de todos los españoles”.


“¿Tengo que tener respeto a la bandera del pollo?”, le ha soltado el independentista antes de decirle que se cortase un poco. El moderador Quevedo ha tenido que intervenir para que el asunto no se ‘saliese de madre’, pero no lo ha conseguido. La ‘pepera’ ha seguido protestando desde su silla y Rufián, que ha comenzado a retomar su exposición, la ha llamado “palmera”.


"¡No me guiñes el ojo, imbécil!"


“Señor presidente. No tole… ¡Me acaba de llamar palmera, señor presidente! Pido amparo a la Mesa”, ha denunciado Escudero, que acto seguido ha soltado la bomba: “¡No me guiñes el ojo, imbécil!”.


A continuación ha criticado a las diputadas de la sala por no apoyarla ante lo que, a su juicio, son “actitudes sexistas” y después de volver a pedir amparo ha cogido sus cosas y se ha ido. Mientras Álvarez Cascos, que ha negado haber recibo sobresueldos, que ha calificado de “intachable” el trabajo de los extesoreros populares Lapuerta y Bárcenas y que ha rechazado la caja B del PP, seguía sonriendo.


Una vez Rufián se encontraba terminando su exposición, la popular ha vuelto a ocupar su sitio, lo que ha provocado que el de Esquerra se refiriese de nuevo a ella para señalar que ‘otro gallo cantaría’ si él que hubiese insultado a otro diputado hubiese sido él.


Quevedo ha dado por finalizado el conflicto y ha intervenido para recalcar que ser “palmero” para los canarios no es nada malo, sino alguien nacido en la isla de La Palma. “Les pido no liarla más”, ha implorado el de Nueva Canarias, que ha invitado a Rufián a retirar el calificativo a Escudero, a lo que el diputado ha accedido.


   Tenso rifirrafe entre Aznar y Rufián: “padrino del cartel” versus “golpista”