​Iceta metió baza el 1-O con una llamada a Santamaría

|


PSC Units (Job Verme Parla)

Miquel Iceta, primer secretario del PSC. Fuente: Parlament/Job Vermeulen


El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha reconocido este viernes que llamó por teléfono a la entonces vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la jornada del referéndum ilegal del 1 de octubre para reclamarle que las fuerzas policiales se retirasen de los colegios electorales, pero niega las presiones al Ejecutivo de Mariano Rajoy.


El socialista ha negado así la información publicada por Público, medio al que fuentes del PP revelaron que Iceta llamó a Santamaría para presionarla con que él y los suyos saldrían a votar el 1-O si no ponía fin a la intervención policial. Según el citado medio la número dos del Gobierno popular dijo a los responsables del operativo: “El PSC saldrá a votar si no retiramos a la Policía”.


El presidente del PSC-Units en el Parlament ha rechazado haber proferido esta amenaza, si bien ha confesado en declaraciones a TV3 que esa llamada y la petición de retirar a los agentes sí que se produjo: “Es una cosa que no había explicado nunca. Ciertamente yo aquel día, viendo lo que estaba pasando en las calles de Barcelona y en los pueblos de Catalunya, hice una llamada”.


Iceta ha asegurado que se puso en contacto con Santamaría para alertarle del “error político gravísimo” y de la desproporción de las cargas, y para avisarle de que emitiría un comunicado –como así hizo- reclamando la retirada de los policías.



El líder de los socialistas catalanes ha señalado que era “obvio” que esta violencia policial no tendría que haberse producido “nunca” y que “tendría efectos muy negativos sobre la imagen de España y sobre la propia convivencia”. 


“Cualquier persona sensata habría hecho lo mismo que hice yo de coger el teléfono. Ahora, yo no sé qué incidencia tuvo lo que hice”, ha apuntado Iceta contetando así la pregunta de si su petición fue atendida o no por la vicepresidenta del Gobierno.



   Meritxell Batet frena el indulto de Teresa Cunillera a los presos independentistas