​Nuevo escrache a guardias civiles en Calella (Barcelona)

|


Escrache a policías en hotel de Calella

Escrache a la Guardia Civil el pasado 1-O. Fuente: Twitter


Se repite el escrache a guardias civiles en Calella (Barcelona) después del sufrido el pasado año en esta misma localidad por parte de los refuerzos del 1-O que fueron expulsados del pueblo.


La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) ha denunciado esta acción intimidatoria por parte de unos 400 “energúmenos violentos y radicales” durante la noche del miércoles contra las familias de los agentes que viven en la casa cuartel de Calella.


La entidad ha apuntado que en Catalunya se ha atravesado ya la “línea roja”, puesto que se ha pasado del “insulto” a la “violencia física” sin que nadie “haya levantado la voz” para defender a sus familias. En este sentido ha añadido que desde hace más de un año sus familiares vienen sufriendo escraches en sus casas y acoso en los colegios, y ha puesto el ejemplo de Sant Andreu de la Barca (Barcelona) y La Seu d’Urgell (Lleida).


En un comunicado, la AEGC ha mostrado su preocupación por la inseguridad que sufren los policías desde el 1-O, ha reclamado a la Fiscalía que abra una investigación para identificar a los agresores y señalado la connivencia de las autoridades municipales, a las que ha acusado de mirar de nuevo para otro lado, mientras “menores sufrían el acoso de los violentos”.


Este turístico municipio barcelonés vivió el pasado año un escrache a guardias civiles. Activistas independentistas se concentraron frente a dos hoteles del pueblo para exigir que se fueran. Y lo consiguieron. El Ajuntament de Calella y los dos establecimientos hoteleros les echaron y alegaron “razones de seguridad”. 


   Los escraches en hoteles a policías del 1-O no son delito de odio