Sindicatos de Mossos cargan contra el Govern por sus deplorables condiciones en el operativo del Parlament

Hartos del uso político de la policía catalana
|


Casco roto (FEPOL)

Casco de los Mossos roto. Fuente: Twitter SAP-FEPOL


Los sindicatos de Mossos se revuelven contra el Govern de Torra después de los incidentes que se han producido en la región catalana desde el pasado sábado. La gota que ha terminado de colmar el vaso de los funcionarios de la seguridad pública de Catalunya ha sido el asedio independentista al Parlament.


SAP-FEPOL, sindicato mayoritario del cuerpo catalán, ha denunciado las pésimas condiciones del material con el que han tenido que trabajar los agentes, así como la planificación del dispositivo policial con motivo de las manifestaciones por el aniversario del 1 de octubre.


Así lo ha manifestado la portavoz sindical Inma Viudes en una entrevista a BTV, en la que ha cargado contra la cúpula de los Mossos, a la que ha señalado por errores graves tanto en la organización como en la preparación de un operativo insuficiente. Además ha reclamado que el trabajo del cuerpo autonómico quede fuera del debate político y ha exigido que el conseller de Interior, Miquel Buch, comparezca para dar explicaciones públicas.


Por otra parte, SAP-FEPOL ha mostrado en su cuenta de Twitter las imágenes que demuestran que el material que han tenido que emplear algunos efectivos era obsoleto y estaba roto. Por otra parte, el sindicato ha rechazado en un comunicado las palabras del director general de los Mossos, Andreu Joan Martínez, que en rueda de prensa había negado que policías de la división de Seguridad Ciudadana participaron en el dispositivo.



Otra asociación que ha mostrado su indignación es Unió de Mossos per la Constitució, que ha calificado de “inadmisible” la “incapacidad” de la conselleria de Interior para garantizar la seguridad pública. Esta organización ha explicado que los agentes “aguantaron la violencia” por parte de los manifestantes, mientras esperaban una “orden” para “poder actuar” que “nunca llegaba”. 


También ha añadido que cientos de policías se presentaron de forma voluntaria en sus días de descanso o de vacaciones para poder ayudar a sus compañeros, pero ha dicho que en la mayoría de los casos este apoyo fue rechazado


   Libre el independentista que golpeó a un manifestante de Jusapol en Barcelona