Audiencia de Barcelona condena a cárcel a un policía nacional por ciberacosar a menores de edad

|


Policu00eda ciberacoso Barcelona

Dos años de cárcel para un policía nacional por ciberacoso a menores. Fuente: Europa Press


La Sección Séptima de la Audiencia de Barcelona ha condenado a dos años de prisión a un policía nacional por un delito de ciberacoso a una menor de 16 años, y le ha impuesto tres años de libertad vigilada con la obligación de participar en programas formativos de educación sexual, según la sentencia.


A.T.G., de 34 años, fue juzgado en septiembre por contactar con menores de 16 años fingiendo ser promotor musical para conseguir fotografías de ellas desnudas y por presuntamente abusar sexualmente de una de ellas, pero solo se le ha condenado por ciberacoso a una de las menores.


Ha sido absuelto de los otros dos delitos de ciberacoso, uno de abuso sexual con acceso carnal, uno contra la salud pública y de embaucamiento, todos estos a menores de 16 años.


El tribunal le ha impuesto la prohibición de aproximarse a una menor -por cuyo acoso se le ha condenado- a una distancia de 1000 metros y de comunicarse con ella por cinco años. A la pena de prisión se le suma la inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, así como la inhabilitación especial para cualquier profesión u oficio que conlleve contacto regular con menores por seis años.


El cumplimiento de la pena computará el tiempo que el acusado haya pasado privado de libertad por esta causa, por la que tendrá que hacer frente a la sexta parte de las costas.


Instagram y WhatsApp


Según el relato de la fiscal, el policía nacional contactó con cuatro menores de 16 años a través de Instagram fingiendo ser promotor de un grupo musical seguido por ellas, entre el 29 de junio y el 14 de agosto de 2016, y logró la atención de las menores, con las que mantuvo conversaciones en la red social, por teléfono y Whatsapp al ofrecerles participar en un supuesto videoclip del grupo.


Una de las víctimas, de 15 años, accedió a sus pretensiones ya que "por su edad e inmadurez emocional creyó que con ello lograría aparecer en el videoclip"; además, el acusado propuso a las menores alcohol y marihuana.


   España, entre los países que menos sufren el ciberacoso