El Govern de Colau quiere llevar ante el juez al coordinador policial del 1-O, Diego Pérez de los Cobos

|


Colau y Asens

Ada Colau y Jaume Asens, alcaldesa y teniente alcalde de Derechos de Ciudadanía de Barcelona. Fuente: Europa Press


La cifra de policías nacionales imputados por cargas el 1-O en la ciudad de Barcelona ha ascendido a 24 al investigarse a dos efectivos más -un agente y un inspector- por su actuación en la escuela Dolors Monserdà-Santapau del distrito de Sarrià-Sant Gervasi, donde hubo 18 heridos.


Lo han explicado este jueves en rueda de prensa la alcaldesa Ada Colau y el teniente de alcalde de Derechos de Ciudadanía, Jaume Asens, que han resaltado que entre los 24 investigados por el Juzgado de Instrucción nº7 de Barcelona hay 4 de los 8 inspectores jefe que ese día intervinieron en el operativo contra el 1-O.


Por eso, han pedido que testifique ante el juez el responsable del dispositivo policial durante el 1-O, el teniente coronel Diego Pérez de los Cobos. "A él es a quien le tenemos que pedir qué órdenes dio a estos cuatro inspectores jefe", ha destacado Asens, que ha añadido que de momento no tienen indicios para que el Ajuntament (que ejerce la acusación popular en 10 causas abiertas por las cargas) solicite que también se investigue a Pérez de los Cobos.


"Violencia policial sistemática"


Colau ha dicho que el 1-O "hubo violencia policial sistemática y generalizada contra personas pacíficas y contra escuelas" y ha recordado que el Ajuntament fue la única administración que se personó en todas las causas vinculadas a las cargas policiales, que en Barcelona causaron 297 heridos en 27 centros educativos, según datos del consistorio.


Ha defendido que el Govern municipal debe apoyar a todos los vecinos que sufrieron "estos hechos traumáticos" y evitar que se sientan solos, y ha añadido que, de los heridos de los que tiene constancia el consistorio, 275 decidieron formalizar denuncia.


El Ajuntament ha actuado con la "voluntad constructiva de dar confianza a los ciudadanos en las instituciones democráticas", ha dicho Colau, y ha añadido que Barcelona merece conocer toda la verdad. Además, ha considerado una anomalía que el Gobierno central no haya contactado con las víctimas de las cargas policiales, ha pedido responsabilidades políticas por la "intervención brutal e infame" y ha calificado de escandaloso que el Estado no se disculpe por las cargas policiales.


Colaboración del Gobierno


Asens ha insistido en pedir la colaboración del Ejecutivo de Pedro Sánchez con las investigaciones abiertas y que facilite la identificación de policías que intervinieron en el operativo, como el que disparó una pelota de goma a Roger Español, que perdió un ojo por esta actuación.


También ha explicado que las grabaciones de conversaciones entre mandos policiales que se enviaron al juez "estaban cortadas" y que no eran las originales.


Ha recordado que el hoy presidente del Gobierno reprobó a la entonces vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría como responsable política del operativo, y ha hecho extensiva su petición de colaboración a la Fiscalía, que "no solo no está ejerciendo la acusación pública, sino que está haciendo de abogado" de los policías.


Ha criticado que el Ministerio Público pidió el archivo de las investigaciones argumentando que solo el 0,03% de los 2.262.000 participantes en el 1-O resultó herido, porque es una forma de "banalizar lo que significó aquel día" y de menospreciar a las víctimas.


También han informado de que los agentes identificados por presuntos hechos delictivos son 63 -(24 de ellos han sido citados a declarar como investigados); hay 10 causas abiertas por las cargas policiales del 1-O y que se han archivado 17, aunque en 12 casos el Ayuntamiento ha presentado un recurso.


   El comú Jaume Asens celebra la investigación a agentes de la Policía Nacional por las cargas del 1-O