Juan Carlos Navarro tendrá una estatua en el Palau Blaugrana

|


Juan Carlos Navarro (FC Basket)

Juan Carlos Navarro, exjugador del FC Barcelona Lassa. Fuente: FCB


El exjugador del Barça Lassa y nuevo manager de la sección de baloncesto del club blaugrana Juan Carlos Navarro tendrá próximamente una estatua en los aledaños del Palau Blaugrana, según ha anunciado este martes el presidente del club, Josep Maria Bartomeu.


Navarro, que esta noche recibió una nueva despedida en un acto institucional privado organizado por el FC Barcelona, no sólo tendrá su camiseta con el dorsal 11 colgada en el techo del Palau sino que tendrá una estatua en su honor.


"Ya lo sabes a medias, pero os quiero decir que Navarro tendrá una estatua en las puertas del Palau Blaugrana, en los próximos meses se trasladará", señaló el dirigente culé prácticamente al final del acto, que se celebró en la pista del feudo.


Con los 35 títulos ganados en 20 temporadas en el primer equipo blaugrana, Navarro es según Bartomeu una "leyenda" así como un "espejo" en el que los canteranos deben mirarse para intentar, bajo la lupa del escolta internacional que será el supervisor de su formación, emularle.


"Eres descarado en la pista, lo que te ha hecho ser tan grande y ser una leyenda. Tienes que ser un espejo para los jóvenes, eres un ejemplo", le espetó Bartomeu, que le regaló de parte del club una foto posando con todos sus títulos rodeándole.


El acto institucional conducido por el humorista Edu Soto, llevó a Navarro de empaparse de su carrera y rememorarla, a reír con sus amigos de la infancia y a emocionarse hablando de su familia o viendo un video de homenaje con voces tan solemnes como las de Pau Gasol o Ricky Rubio.


Navarro explicó que el apodo de la Bomba no empezó con su característico tiro elevado en carrera, sino en su época de júnior blaugrana. "Era la 'bomba' en un partido, podía cambiar todo para bien o para mal. Por hacer cualquier tiro, a veces el que no tocaba, el entrenador se cabreó y me puso el sobrenombre de la 'bomba'", desveló.


"Toda mi vida era pensar en el basket, ir a entrenar, a los partidos. Mis hermanos me metieron en el mundo, uno de ellos jugó en el Barça pero no llegó al primer equipo. Si no fuera por ellos, no hubiera pasado", explicó el de Sant Feliu de Llobregat.


Otro momento divertido llegó cuando Ronaldinho, exjugador del equipo de fútbol y embajador del club, se jugó el caerse desde lo alto de un taburete para 'defender' una 'bomba' de Navarro con tal de que Edu Soto pudiera hacer un tutorial del lanzamiento.


Acompañado por el cuerpo técnico y miembros de la actual plantilla, por sus amigos y familia, con su mujer e hijas en primera fila, Navarro también recibió elogios de un mito del balonmano como Iker Romero, y recibió la 'sorpresa' de un vídeo del actor Jordi Sánchez imitando a su personaje 'Antonio Recio' de la serie 'La que se avecina'.


   Valverde critica los premios The Best: "Esto es un deporte, pero cada vez es más un 'show-bussiness'"