​Tardà desliza el chantaje de ERC al Gobierno de Pedro Sánchez

Los procesados del Procés a cambio de los Presupuestos Generales del Estado
|


Su00e1nchez Congreso

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, en la Sesión de Control del Congreso


El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, ha dejado caer este miércoles en la Sesión de Control al Gobierno que su partido no pactará los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2019 si la fiscal general del Estado, María José Segarra, no retira la acusación de rebelión contra los políticos independentistas procesados en la causa del Procés.


“¿Qué fórmula tiene prevista para que los catalanes, independentistas y no independentistas, puedan decidir libremente su futuro en igualdad de condiciones?”, ha preguntado Tardà, a lo que Sánchez ha contestado apuntando hacia una doble vía: “ley y diálogo”: “Respetemos la ley y encontremos cauces para poder fructificar ese diálogo”.


Esta respuesta no ha convencido al republicano, que ha calificado de “hipócrita políticamente” su posición en cuanto al conflicto catalán. El de ERC ha justificado su calificativo, alegando que el líder del Ejecutivo llama a la sociedad catalana “a dialogar” pero a la vez su propuesta “lo que hace es excluir”, ya que en opinión del diputado deja fuera a 2’4 millones de catalanes que “nos autodeterminamos” el 1 de octubre.


Posteriormente el diputado ha deslizado su ‘amenaza’ al secretario general del PSOE en forma de hipótesis. “Si usted no insta a la fiscal general del Estado a retirar la acusación de rebelión, ¿cómo será posible pactar los Presupuestos? Casi, casi, es un imposible”, ha espetado Tardà, que también ha puesto sobre la mesa la posibilidad de que la “crisis emocional” entre España y Catalunya -si el Tribunal Supremo condena a los soberanistas a “decenios de cárcel”- sea más pronunciada que la sufrida tras el fallo del Tribunal Constitucional contra el Estatut.


Para el portavoz solo hay una salida que pasa por la convocatoria de un referéndum al que toda la ciudadanía se sienta interpelada. “La solución solo puede ser el diálogo y la negociación”, ha manifestado, para sentenciar que Catalunya podría ser la “tumba política” del ahora inquilino de La Moncloa.


“Ni más muros, ni más brechas. Convivencia”


En su réplica, Pedro Sánchez le ha recordado que el independentismo no tiene detrás una mayoría social para imponer sus deseos al resto de la sociedad. “La prioridad no es la independencia, es la convivencia”, ha soltado el socialista, que ha reivindicado que su gabinete fomenta el diálogo e impulsa la “normalización institucional como paso previo a la normalización social”.


El presidente del Gobierno ha pedido a los grupos soberanistas la apertura del Parlament, cuyo hemiciclo han cerrado este septiembre, así como abrir las “mesas de diálogo” para permitir un diálogo entre catalanes, “de catalanes con catalanes” y no “de catalanes contra catalanes”. “Ni más muros, ni más brechas. Convivencia. Y en eso estará este Gobierno”, ha finalizado.  





   Tenso rifirrafe entre Aznar y Rufián: “padrino del cartel” versus “golpista”