La Fiscalía belga no consigue establecer un vínculo entre la baliza del coche de Puigdemont y quién la puso

|


Puigdemont (RUPLY)

Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat. Fuente: RUPLY


La Fiscalía belga no ha logrado aún establecer "ningún vínculo" entre el dispositivo de geolocalización colocado en el coche que utilizaba el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, por lo que mantienen abierta la investigación iniciada hace meses.


"La investigación sigue abierta, pero no se ha logrado establecer ningún vínculo entre la baliza y ninguna persona o entidad que pudiera haberla colocado", han explicado fuentes de la Fiscalía del Brabante Valón.


La apertura del caso fue confirmado el pasado mes de abril por la Fiscalía de Bruselas, quien informó de que la investigación quedaba en manos de la Fiscalía del Brabante Valón, región a la que pertenece el municipio de Waterloo, donde reside Puigdemont.


El Ministerio Público sospecha que hubo "más dispositivos" utilizados para vigilar al soberanista, pero las pesquisas llevadas a cabo hasta ahora no aportan "ninguna evidencia que lo demuestre". La causa se remonta a principios de año cuando el juntero y sus acompañantes detectaron "algo sospechoso" en el vehículo que usaban para sus desplazamientos. 


La Policía detectó en los bajos del coche el dispositivo de seguimiento y abrió una investigación para determinar "el porqué y el cómo" fue colocado tal sistema de vigilancia. Se trata de un material "bastante profesional", según fuentes consultadas, aunque los investigadores no han logrado aún determinar su origen o propietarios, por lo que mantienen el caso abierto.


   Carles Puigdemont sí es un huido