​La confesión de Colau sobre su carrera le trae problemas

La oposición le reprocha no haber llevado el caso ante la Justicia
|


Colau (Catalunya Radio)

Ada Colau en Catalunya Ràdio. Fuente: Europa Press


La oposición en Barcelona reacciona a la confesión de Colau, que esta mañana lanzaba el pelotazo en la cadena pública catalana al confesar que había recibido la oferta de acabar “fácilmente” su carrera en Filosofía en la Universitat de Barcelona por parte de una alta directiva de una multinacional. Unos le reprochan no haber denunciado el caso, los otros la llaman egocéntrica.


El líder del PSC en el Ajuntament de Barcelona, Jaume Collboni, ha criticado a la alcaldesa por no haber denunciado que le ofrecieron facilidades para terminar sus estudios universitarios. “Si alguien te hace un ofrecimiento de estas características, esto es muy irregular”, ha dicho el antiguo socio de Colau, que ha añadido: “En lugar de comentarlo en una entrevista en televisión, se ha de poner en conocimiento de la Justicia, porque puede ser un delito”.



En esta misma línea se ha pronunciado el máximo representante de ERC en la Ciudad Condal. Alfred Bosch le ha pedido en un comunicado que lleve a la Fiscalía esa oferta: “No podemos permitir que el sistema universitario catalán esté bajo sospecha de prácticas irregulares, por eso la emplazo a acudir a la Fiscalía para que investigue el caso”. En este punto ha calificado de irresponsable que se lancen estos mensajes contra la institución universitaria si después no se actúa en consecuencia.



En el otro sector crítico se sitúan Ciudadanos y el PP. Con cierta sorna, el presidente del grupo municipal popular, Alberto Fernández Díaz, le ha reprochado en Twitter a la primera edil que se encuentre entre los barceloneses que no denuncian ser víctimas de delitos: “Ada Colau está entre los que no denuncian, pero pide a los barceloneses que lo hagan. Casualmente padeció agresiones y facilidades universitarias. O es oportunista o miente, o no tiene credibilidad”.


De su lado Carina Mejías, de Ciudadanos, ha manifestado que la afirmación de la comú es una muestra más de su “egocentrismo”. “No hay un problema en el mundo que antes no le haya pasado a ella y de forma más grave”, ha sostenido la naranja en una nota de prensa.


Tuit Meju00edas


Esta última idea parece haber calado entre los tuiteros detractores de la política que, no ajenos a la polémica, han decidido tirar de humor manteniendo como leitmotiv ese egocentrismo que le atribuye Mejías a Colau. Así se puede leer que la alcaldesa fue la única mujer en la Última Cena, estuvo con Armstrong cuando éste pisó la Luna, dejó que Rosa Parks se sentara en el asiento del autobús, se salvó en el Titanic o, incluso, le dijo a Newton que lo de la manzana era la gravedad.








No obstante, no todas las opiniones se han hecho en este tono. Otros como el exdiputado de JxSí, Germà Bel, o el economista Xavier Sala i Martin han cargado contra la líder de los comuns al valorar que sus declaraciones ponen en entredicho la universidad pública catalana. 


“Esta acusación es MUY GRAVE. Si es cierta, haga una denuncia a la policía de este intento de falsificación de notas. Si no es cierta, confiese que ha sido otro de sus faroles y pida perdón. El prestigio del título de miles de estudiantes de la UB está en juego”, ha dicho el conocido tertuliano partidario del independentismo, Sala i Martin. Por su parte Bel le ha pedido a la UB y a su rector que “tome cartas” en el asunto. 



   ​Colau confiesa que alguien le ofreció acabar la carrera “fácilmente"