​Campuzano levanta el polvo dentro del PDeCAT

“Mi cargo de portavoz siempre está a disposición del presidente del partido”
|


Carles Campuzano (JavierAskona)

Carles Campuzano, portavoz del PDeCAT en el Congreso. Fuente: Europa Press/Javier Askona


Carles Campuzano, portavoz del PDeCAT en el Congreso, deja entrever la división interna en el seno de su partido y también las tensiones entre los socios del Procés. El vocero demócrata se ha mostrado crítico con la retirada de la moción pactada con el PSOE por parte de la dirección del Partit Demòcrata. La vicepresidenta Nogueras le dejaba con el 'culo al aire' y Campuzano, uno de los que resistía la purga puigdemontista al equipo de Marta Pascal, ya no se calla.


“Hemos perdido una oportunidad de marcar claramente el compromiso para el diálogo”, ha comenzado diciendo el por el momento portavoz del PDeCAT después de que a última hora del miércoles Míriam Nogueras anunciara la decisión de su partido de eliminar de la Cámara Baja la propuesta pactada con los socialistas y avalada en el debate parlamentario por Campuzano.


La razón que dio entonces la vicepresidenta fue que el PSOE estaba jugando con el diálogo y que les había tratado de meter un “gol”. Sin embargo este argumento, a la vista de sus declaraciones, no parece haber convencido al diputado, que ha cuestionado esta decisión y ha llegado a poner su cargo a disposición de la presidencia del PDeCAT.


El diálogo exige coraje político”, ha dejado caer Campuzano, que ha añadido que espera que haya más “ocasiones para plantear la necesidad de que la cuestión catalana se resuelva sobre la base del diálogo y la voluntad de acuerdo sin límites y sin imposiciones, permitiendo que los catalanes determinen su futuro político y acordando los cauces legales y democráticos que lo permitan hacer”.


Preguntado directamente por si se refiere a la dirección del PDeCAT en esta falta de coraje, el político no ha contestado directa –pero sí indirectamente- a esta cuestión: “El diálogo exige el coraje de todos empezando por el Gobierno y ERC”. En este punto ha mencionado a sus socios en el Govern catalán ya que los republicanos, que inicialmente apoyaban la moción, habían anunciado posteriormente su abstención, poniendo en riesgo su aprobación.


En cuanto a si se siente más distanciado de la Ejecutiva de su formación, ha manifestado que “a menudo” la política es “complicada” y ha agregado que “no todas las decisiones que se toman las compartes, pero hay que asumirlas”. Sobre si está dispuesto a abandonar la portavocía tras la decisión de su partido de hacer caer su moción, simplemente se ha limitado a decir que su cargo “siempre” ha estado a disposición del presidente del PDeCAT.


Por último ni ha confirmado ni desmentido si la orden de la retirada la dio su tocayo y exlíder del Govern, Carles Puigdemont, y ha apuntado que será Nogueras, como vicepresidenta, la que tiene que explicar o no ese extremo: “Quizá ella pueda aclararlo, porque hablando en nombre de la dirección del partido, la vicepresidenta quizá será más precisa que un servidor”.


   El PDeCAT golpea a Campuzano y retira la moción pactada con el PSOE