​El expresidente de la Generalitat, José Montilla, da la cara por el ministro Borrell

|


Montilla (Premios Antonio Gala)

José Montilla, expresidente de la Generalitat y senador por el PSC. Fuente: Premios Antonio Gala


El expresidente de la Generalitat de Catalunya, José Montilla, saca la cara por el ministro de Exteriores del Gobierno del PSOE, Josep Borrell, y defiende su opinión sobre que los presos independentistas no deberían de estar en la cárcel: “Las cosas hay que decirlas tal y como son”.


En una entrevista en la BBC, el ministro señaló que, "personalmente", prefería que los políticos independentistas encarcelados estuvieran "libres condicionalmente", porque "hay otras formas de velar porque no huyan".


Según Montilla, esta declaración "se ha de entender con todo el respeto a las decisiones judiciales y a la separación de poderes". "Lo ha dicho con todo el respeto a las órdenes judiciales y a la separación de poderes, que no hay que poner en cuestión", ha explicado en una entrevista a RNE.


En este contexto, ha señalado que no se trata de un "gesto" al Procés, sino que "hay que entender que las cosas hay que decirlas tal y como son". En concreto, porque, según él, este proceso judicial está haciendo, "desgraciadamente", que los partidos secesionistas dejen a un lado sus diferencias y se unan.


Pedir el 155 como Casado y Rivera “es una propuesta demagógica”


Asimismo, ha indicado que es “una propuesta demagógica y carente de rigor” que tanto Pablo Casado como Albert Rivera, líderes de PP y Cs, pidan al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la aplicación del 155 cuando él cree que no se han dado los requisitos necesarios para su solicitud.


Por otra parte ha reconocido que las declaraciones del jefe del Govern catalán, Quim Torra, “son confusas”, porque “un día dice una cosa y otro día dice otra”. “Da a entender unas determinadas cosas que luego él contradice”, ha manifestado el del PSC, quien ha asegurado que desconoce cómo va a desarrollar el juntero su proyecto: “No sé lo que es llegar hasta el final”. 


   Borrell apuesta por la libertad de los presos y denuncia una Diada “secuestrada” por el Procés