EXPEDIENTE CASADO

​La dimisión de Montón por su polémico máster acosa al PP de Casado

El PP separa los casos Montón y Casado
|


Reuniu00f3n popular Senado (Marta Fdz Jara)

Pablo Casado preside la reunión del PP en el Senado. Fuente: Marta Fernández Jara/EP


La dimisión de Carmen Montón como ministra de Sanidad por su polémico máster salpica a la presidencia del Partido Popular. Génova se esfuerza en separar ambos casos. La presunción de inocencia que venía defendiendo el PP sobre el 'caso Montón' –en consonancia con la estrategia empleada sobre el caso Casado- se ha diluido tras la renuncia de la ministra y el PP centra sus esfuerzos en marcar distancias.


En declaraciones a los medios en los pasillos del Congreso, Casado ha afirmado que está “muy tranquilo” porque su máster no tiene “nada que ver” con la polémica sobre los estudios de Montón. Tras reiterar su estado de tranquilidad, ha destacado que ya mostró sus 4 trabajos en abril y ha evitado responder a si los entregará. No obstante fuentes del partido han señalado posteriormente que no se plantean en este momento mostrar el contenido de esos trabajos.


El popular ha recordado las palabras de Montón en su primera comparecencia pública sobre este tema, en las que afirmó que no todos son “iguales” y negó irregularidades: “Escuché a la ministra que no todos los casos son iguales y, en efecto, en este caso hubo una supuesta falsedad de documento público y del propio registro de las notas que probablemente ha hecho que haya precipitado su dimisión”.


Al ser preguntado por si se plantea dimitir en caso de que sea imputado por el Tribunal Supremo, que en las próximas semanas decidirá si le cita como investigado, Casado ha asegurado, de nuevo, estar “muy tranquilo” porque lleva “5 meses dando explicaciones”.


Dicho esto, ha reiterado que su posgrado no tiene nada que ver con el asunto que ha precipitado la caída de la exministra: “Yo sí hice todo a través de Secretaría, guardé toda la documentación y además, apenas 10 horas después de conocer por la noche la información de ese curso de doctorado, hasta 60 compañeros periodistas pudieron revisar durante dos horas toda la documentación y todos los trabajos aportados para superar 4 asignaturas”.


En abril, en un encuentro con periodistas en Génova, el político exhibió un total de 4 trabajos para demostrar la legalidad de su máster pero los medios no pudieron acceder al contenido. Además explicó entonces que su máster en 2008 (en el que le convalidaron 18 de 22 materias) se regía por la legislación anterior al plan Bolonia y, en ese marco, no era necesario presentar un Trabajo Fin de Máster (TFM).


Casado ha señalado que aunque ha “oído alguna vez” decir que solo “enseñaron las carátulas”, ha recalcado que los que fueron a ese briefing hasta le preguntaron “por la biografía, el número de páginas, las sentencias que citaba e incluso la época en la que lo hacía”.


Maroto admite que las convalidaciones pudieron ser “laxas”


En la misma línea se ha pronunciado, entre otros, el vicesecretario de Organización y la vicepresidenta de Estudios y Programas del PP, Javier Maroto y Andrea Levy.


En una entrevista a la Cadena SER, Maroto ha diferenciado el máster de Montón con el de su líder Casado. Ha defendido que en el caso del popular no está en entredicho ni casos de plagio ni de falsificación de notas. “Ninguna de esas cuestiones aparece en el caso del presidente del PP, es un asunto completamente distinto y no hay similitudes”, ha alegado repetidamente durante la entrevista. 


“Nadie ha puesto en duda los trabajos de Casado, solo si las convalidaciones son o no oportunas”, ha reiterado el popular, que ha admitido que esas convalidaciones pudieron ser “laxas”, aunque las ha encuadrado en el proceder habitual de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC).


En otra entrevista este miércoles, Levy ha hecho hincapié en que existen “claras diferencias” entre ambas situaciones. “Lo que no es lo mismo, no puede ser igual en sus consecuencias”; ha zanjado la diputada en el Parlament de Catalunya preguntada por si el cese de Montón ponía en un aprieto al líder popular. Así, ha dicho que en la polémica que salpica a su jefe no se han conocido “anomalías” que sí han afectado a la exministra, siguiendo así la línea marcada por Génova. 


Nada más conocerse la dimisión de Montón, la dirección nacional del PP ha insistido en que el paso dado por la socialista no afecta al líder popular ni condiciona su futuro político ya que ambos casos “no son comparables” y a Casado no se le atribuye ni plagio ni falsificación. El Tribunal Supremo será, en este caso, quien tenga la última palabra. 


   Montón dimite en medio del mar de dudas sobre su máster en la URJC