​Puigdemont y Junqueras, ni se hablan

El expresidente de la Generalitat afirma que no habla con su exnúmero dos por sus situaciones
|


Junqueras y Puigdemont (Twitter KRLS)

Oriol Junqueras y Carles Puigdemont (archivo). Fuente: Twitter Puigdemont


Carles Puigdemont y Oriol Junqueras no tienen ningún tipo de relación. El expresidente de la Generalitat y su exnúmero dos no se llevan, aunque el impulsor de la Crida Nacional afirma que esto se debe al hecho de que uno está en Bélgica y el otro en la cárcel, “no por falta de voluntad”.


En una entrevista a 3/24 y preguntado por si se hablan, el líder juntero ha dicho que ahora eso es imposible: “Junqueras está en prisión y yo estoy en el exilio”, lo que impide, según él, que tengan la relación que ambos querían. “No lo podemos hacer. No por falta de voluntad. Oriol está en la cárcel y yo en el exilio”, ha reiterado Puigdemont, que hace unos meses reconoció que le había enviado un par de cartas al líder de ERC, pero que no había obtenido respuesta.


“Qué más querríamos todos que tener esta normalidad de relaciones” para abordar decisiones estratégicas e “ir avanzando”, ha insistido, pese a lo cual ha manifestado que los soberanistas están más cerca ahora que hace un año de su objetivo, y que en un año estarán más cerca aún, ya que aunque tengan diferencias comparten la misma meta.


En conversación con un periodista belga, también ha hecho referencia a Europa y ha negado que esté estudiando concurrir a las elecciones europeas. “La propuesta no existe”, ha asegurado, por lo que ha añadido que difícilmente puede opinar sobre algo que no se le ha planteado.


¿Quién sabía que se fugaría?


En relación a qué miembros de su Ejecutivo que sabían que se fugaría, se ha ido por las ramas: “Habrá mucha gente interesada en explicar versiones. Los que estábamos sabemos cuál es la versión. El año que viene y dentro de tres años tendremos una perspectiva”.


En este punto ha valorado que “la proximidad de los hechos y también algunas circunstancias, como es la inminencia del juicio, aconsejan tener mucha prudencia sobre esto”, y también ha lamentado el interés de algunos en ver deslealtades o en ver si alguien no se sintió parte de una estrategia.


Sobre el juicio contra la causa del Procés que instruye el juez Llarena en el Tribunal Supremo, ha reclamado textualmente paciencia hasta la sentencia, si bien ha añadido que "solo puede haber un escenario, que es la absolución". 


No echará de menos a Santamaría


El expresidente de la Generalitat ha pedido al líder del Gobierno central, Pedro Sánchez, que ponga sobre la mesa “propuestas concretas” para demostrar que no es una continuidad de su antecesor en el cargo, Mariano Rajoy. No obstante, el independentista no cree que las tenga.


“La receta Sánchez, al menos en cuanto a su percepción de lo que pasó, es muy parecida a la del señor Rajoy. De hecho, es la versión 2.0 y no parece tener una receta propia”, ha dicho.


En cuanto a la marcha de Soraya Sáenz de Santamaría de la política, ha manifestado que no la echará en falta. “No la echaremos de menos y, en todo caso, la historia juzgará sus decisiones”, ha expresado sobre la exvicepresidenta del Gobierno, que lideró la respuesta del Estado contra el desafío independentista de su Govern. 


   Oriol Junqueras al independentismo: "Es necesario tener el coraje de hablar claro"