US OPEN

La WTA investigará las malas pulgas de Serena Williams durante la final del US Open

El primer Grand Slam de Osaka empañado por una desatinada Serena
|


Serena Williams (USTA Darren Carroll)

Serena Williams protagoniza un lamentable enfrentamiento con el juez de silla en la final del US Open. Fuente: USTA/Darren Carroll)


La WTA ha anunciado que investigará los hechos que dieron lugar al encontronazo entre la tenista estadounidense Serena Williams y el juez de silla Carlos Ramos en la final del US Open, en la que la norteamericana cayó ante la japonesa Naomi Osaka (6-2, 6-4).


"Hay asuntos que tuvieron lugar durante el partido que deben ser investigados. Esta noche es momento de celebrar a estas dos jugadoras increíbles, ambas con gran integridad", señaló el organismo en una declaración oficial.


La WTA, que se congratuló del "excelente tenis" que ofrecieron ambas, quitó hierro al asunto. "Naomi es una campeona merecedora y Serena juega en todo momento con clase y nos enorgullece", manifestó.


Al principio del segundo set, Serena fue amonestada después de que Ramos le acusase de recibir indicaciones de su entrenador, Patrick Mouratoglou, desde el box. El incidente hizo estallar a la estadounidense.


El primer Grand Slam de Osaka empañado por una desatinada Serena


La japonesa Osaka conquistó el primer Gran Slam de su carrera, hazaña y momento único que apenas acertó a celebrar por la tremenda polémica entre Williams y el juez de silla. El guión soñado por la tenista de 20 años, primera japonesa campeona de un ‘grande’, se vio empañado por un desagradable y extenso enfrentamiento entre la americana y el árbitro.


La tormenta, tras un primer set pletórico de Osaka (6-2) con repertorio de golpes, de defensa desde el fondo de la pista y con un saque certero, se desató en el segundo parcial. Serena estalló tras ser sancionada por recibir un consejo de su entrenador desde la grada, la tenista negó ser una “tramposa”, aunque los gestos de Mouratoglou no le daban la razón.


La jugadora local no supo dejar atrás el suceso y se enzarzó en una dura discusión con el juez. Osaka, concentrada en el juego, se recuperó tras perder su saque, lo que provocó que salieran de nuevo a relucir las malas pulgas de Serena, que rompió su raqueta. Este acto violento le supuso la reprimenda de Carlos Ramos, lo que enfureció aún más a la tenista que acabó gritándole: “Eres un ladrón, me has robado un punto, y mentiroso por decir que hago trampas”. 


El juez la sancionó con un juego (5-3 en contra). Entonces Serena llamó a los oficiales del partido. “Esto no es justo. Me debe una disculpa. Hay muchos hombres aquí que han dicho muchas cosas, me quitas el juego porque soy una mujer”, aseveró entre lágrimas, como jugó sus últimos juegos.



En medio del huracán Osaka cerró la victoria más importante de su joven carrera, triunfo que lloró más que celebró, en una ceremonia de abucheos, pitos y caras tristes, a pesar del consuelo de una Serena que terminó irónica: “No hay que abuchear más y darle el valor a su victoria. Yo seguiré, espero que me dejen volver”.


   Rafa Nadal, Sergio García y Marc Márquez, líderes del deporte masculino español en 2017