Pere Aragonès habla de ‘chanchullo’ para que Cs ganara el 21-D

El vicepresidente de la Generalitat pide que los juicios del Procés tengan un "coste" para el Estado español
|


Pere Aragonu00e8s (CCMA)
Pere Aragonès, vicepresidente de la Generalitat. Fuente: CCMA


El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha afirmado que hubo un cierto tejemaneje hasta el 21 de diciembre para que un determinado partido, en alusión velada a Cs, ganara las elecciones autonómicas. Además ha pedido “presionar al máximo para que el Estado tenga también un coste” por los juicios al anterior Govern y a otros líderes soberanistas.


En una entrevista a Catalunya Ràdio este sábado, ha recordado que "cuando en Turquía hay una sentencia contra periodistas o políticos, quien sufre es Erdogan en términos de prestigio internacional", por lo que ha advertido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que puede acabar afectado por el resultado de la causa abierta en el Tribunal Supremo.


"Si mantienen una línea represiva las instituciones del Estado contra un independentismo pacífico y democrático, él entra dentro del pack", ha apostillado el presidente adjunto de ERC.


Aragonès ha asegurado que la independencia llegará "con una mesa de negociación", pero ve necesaria una mayoría más amplia para generar las condiciones que la propicien. "En algunos casos, esto ha sido más acelerado porque el estado matriz estaba en descomposición, como la Unión Soviética o Yugoslavia, o porque había un apoyo internacional de grandes potencias como los Estados Unidos", ha argumentado.


Es por ello que ha apelado "a los grandes consensos del 80%", en referencia a la apuesta por un referéndum en Catalunya, al rechazo a la acción judicial contra el soberanismo y a la apuesta por la república por delante de la monarquía, que defiende que comparten 4 de cada 5 catalanes.


Asimismo el líder republicano, que no fue cesado como secretario de Economía cuando se aplicó el artículo 155 y que se encuentra investigado por el juez del 1-O, ha afirmado que la aplicación de este precepto constitucional se activó de forma ilegal: "Estamos convencidos de que los tribunales nos darán la razón".


En este sentido ha acusado al anterior Ejecutivo central, liderado entonces por Mariano Rajoy, de ejercer una estrategia para ahogar financieramente a la Generalitat al mismo tiempo que se lanzaban pronósticos pesimistas sobre la economía catalana. "Su idea era que no pudiéramos pagar nóminas y tuviéramos que ir a pedir socorro", ha dicho el republicano.



Por último ha dejado caer la existencia de un 'chanchullo' para que Ciudadanos se hiciera con la victoria en las elecciones del 21-D. "Hasta el 21 de diciembre hubo una componenda para que un determinado partido pudiera ganar las elecciones", ha apuntado el republicano, que también ha criticado la intervención de las cuentas catalanas por parte del entonces ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y ha pronosticado que "acabará asumiendo responsabilidades legales". 



   Buch dice que Rivera es "poco demócrata" cuando le acusa de dirigir una conselleria política