El Valencia saca un empate en su visita al Levante

Partido algo bronco que saldó con varias amarillas
|


Levante valencia

Levante-Valencia. Fuente: LaLiga


El Valencia CF ha cosechado este domingo un empate en su visita al campo del Levante UD (2-2), gracias a un gol de Denis Cheryshev y a un penalti anotado por Dani Parejo que contrarrestaba el doblete de Roger Martí para los locales, en un derbi correspondiente a la tercera jornada de LaLiga Santander y que se ha disputado bajo intenso calor.


Frente a las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), de hasta 31,3 ºC y humedad relativa de hasta 95%, se repartieron 50.000 botellas de agua y 20.000 gorras en el Ciutat de València, de donde el equipo visitante salió con mejores sensaciones pero todavía sin conocer el triunfo en esta Liga 2018/19.


Los granotas inauguraron el marcador en el minuto 13 tras un ataque fraguado con otra de las ya famosas galopadas de José Luis Morales, quien cedió la pelota a Emmanuel Boateng para que éste rematase a portería; el brasileño Neto cometió un error al no atrapar la bola mientras que su compatriota Gabriel Paulista se quedaba parado pidiendo un fuera de juego inexistente, lo que aprovechó Roger para marcar.


El Valencia igualó casi de inmediato, por mediación del delantero ruso Cheryshev al rematar fuerte de cabeza un buen centro de su compañero Carlos Soler desde la banda derecha. Cheryshev le había cogido la espalda al levantinista Coke, para así colarse entre los centrales y situarse enfrente del guardameta local Oier Olazábal, que poco pudo hacer para repeler el testarazo del 1-1.


Morales volvió a tener protagonismo a la media hora de juego, enviando un derechazo con efecto a la cruceta de la portería rival. Fue el presagio del 2-1, obra de Roger otra vez justo tras la pausa de hidratación. Tras un pase larguísimo de Enis Bardhi desde la banda derecha, Roger ganó en velocidad a los dos centrales valencianistas y ejecutó raudo un tiro cruzado con la zurda, tras haber bajado la pelota con la diestra, superando la estirada de Neto.


El ritmo trepidante siguió en la segunda parte, con Carlos Soler provocando un penalti al ser trastabillado por Toño García. Lo transformó el capitán blanquinegro, Dani Parejo, y eso animó a los suyos. Así, el francés Kevin Gameiro se topó con los palos antes de ser sustituido por Michy Batshuayi; el ariete galo mandó al poste derecho de Oier un remate con la diestra en el minuto 60, y también un cabezazo al larguero en el 65.


Batshuayi estuvo desafortunado, aunque Rodrigo Moreno sí inquietó a los defensores granotas al quedarse a escasos centímetros de remachar a gol una jugada embarullada tras un saque de esquina. E incluso le anularon un tanto a Santi Mina, que había sustituido a Carlos Soler, por fuera de juego que 'ipso facto' corroboró el VAR. Pero el marcador ya no se movió más, en un final de partido algo bronco que saldó con varias amarillas.


   Jornada de derbis y el Espanyol visita Álava