Jordi Sànchez critica que ERC y CUP no se sumen a la Crida de Puigdemont

|


Jordi Sànchez

Jordi Sànchez


El exlíder de la ANC y presidente del grupo parlamentario de JxCat, Jordi Sànchez, ha pedido a ERC y a la CUP que se sumen a la Crida Nacional, y considera que "se equivocan" si mantienen su rechazo a participar en este partido que impulsa el expresidente Carles Puigdemont.


"Entiendo que los partidos prioricen su espacio. Lo han hecho siempre. Pero creo que en estos momentos se equivocan si no priorizan una estrategia compartida y un espacio conjunto de acción política y electoral", ha argumentado en una entrevista de Europa Press.


Con la aspiración de ser una plataforma transversal del independentismo, la Crida se presentó en sociedad el mes de julio y su arranque definitivo está previsto para finales de mes, impulsado por el propio Sànchez, Puigdemont y el presidente de la Generalitat, Quim Torra.


Sànchez, encausado por el proceso soberanista y encarcelado desde octubre de 2017, defiende la Crida por considerar que "crear espacios comunes genera inercias que suman más que restan y ayudan a hacer visible la excepcionalidad que se vive" en Cataluña.


Pone de ejemplo la coalición electoral de JxSí, formada por ERC y el PDeCAT para las elecciones catalanas de 2015: "JxSí permitió una colaboración noble y productiva entre PDeCAT y ERC, donde las divergencias se pactaban y los objetivos eran realmente comunes".


Sànchez sostiene que sin JxSí la preparación y ejecución del 1 de octubre "no hubiera sido posible", ya que esa coalición permitió crear, a su juicio, un espacio donde se dejaron a un lado las disputas y competencias que caracterizan a los partidos cuando actúan por separado.


ACTUALES DESAVENENCIAS


Preguntado por las desavenencias que han evidenciado ERC y JxCat en la presente legislatura, como por ejemplo sobre los diputados suspendidos como él, expone que ha faltado a veces "experiencia en la gestión de los desacuerdos y una comunicación más fluida".


Sin embargo, está convencido de que progresivamente se irán encauzando las posibles diferencias estratégicas y concluye: "El presidente Torra y el vicepresidente Aragonès tienen muy buena sintonía y una comunicación fluida, y esto se notará cada vez más".


RECHAZA ELECCIONES ANTICIPADAS


Sobre los socios que debe buscar el Gobierno catalán para aprobar los Presupuestos de 2019, considera que "la única línea roja" es no pactar con Cs y PP, por lo que ve margen de acuerdo para sumar al resto de fuerzas parlamentarias que están en la oposición: la CUP, el PSC y los comunes.


Está convencido de que las cuentas saldrán adelante y concluye que, si finalmente fracasan, esto no significa necesariamente que se tengan de convocar elecciones anticipadas: "No sería la primera vez ni la segunda que se gobierna con presupuestos prorrogados".


SÍ AL DIÁLOGO CON EL GOBIERNO


Sobre el Gobierno de España, asegura que por ahora solo ha ofrecido buenas palabras y que "en otoño es un buen momento para concretar las palabras escuchadas hasta ahora" con propuestas que hagan posible una salida política a la situación de Cataluña.


"Sería muy deseable que la propuesta fuera satisfactoria de entrada, pero si no lo es, no pasa nada. Lo que es imprescindible para comenzar a dialogar es que proponga su receta para salir del conflicto. Luego ya trabajaremos intensamente para buscar acuerdos", concluye.


Sobre si el soberanismo debe activar la vía unilateral si fracasa el diálogo con el Gobierno, Sànchez pide no anticipar acontecimientos: "Concentrémonos en esta apuesta --diálogo-- y no pensemos en escenarios de fracaso. Demos entre todos una oportunidad, es nuestra obligación".

"Por descontado nosotros no renunciaremos nunca al ejercicio del derecho a la autodeterminación", insiste, pero cree que con el PSOE es posible un diálogo que nunca hubo con el PP, y desea que este no sea un escenario estéril.


   Quim Torra calienta el otoño catalán y avisa a Pedro Sánchez de que solo obedecerá al Parlament